Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Debate televisado entre los candidatos a la presidencia en Irán

Potenciales candidatos se inscriben para participar en la carrera presidencial, en el Ministerio del Interior en Teherán, Irán el 11 de Abril de 2017 [Fatemeh Bahrami / Agencia Anadolu]

El principal aspirante en la carrera de las elecciones presidenciales de Irán del próximo 19 de Mayo, el ultraconservador Ebrahim Raisi y otros tres candidatos se enfrentarán hoy al presidente Hassan Rouhani en un debate televisado.

Rouhani, un pragmático moderado que consiguió el acuerdo nuclear de Irán con las potencias mundiales en 2015, ha sido criticado por sus rivales de línea dura por la falta de mejoras significativas en la economía pese al levantamiento de las sanciones contra Teherán como parte del acuerdo.

"Los seis candidatos se centrarán hoy en temas económicos durante un debate de 180 minutos que será transmitido por la televisión estatal iraní", informó la agencia de noticias semi-oficial Tasnim. El debate debía comenzar a las 11:30 GMT.

El Presidente de Irán, Hassan Rouhani, habla durante una conferencia de prensa en Teherán, Irán el 10 de abril de 2017 (Fatemeh Bahrami / Agencia Anadolu)

Los debates televisivos de las elecciones de 2009 entre el entonces presidente Mahmoud Ahmadineyad y sus opositores reformistas animaron a muchos electores a acudir a las urnas, generándose graves disturbios tras su reelección en medio de acusaciones de manipulación de votos.

El presidente de la República Islámica generalmente administra los asuntos internos, particularmente la economía, y puede influir indirectamente en las decisiones de política exterior. Pero la política estatal general está a cargo del líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, que ejerce poderes decisivos a través del gobierno y los servicios militares y de seguridad.

Las próximas elecciones serán un duelo entre Rouhani y el influyente clérigo Ebrahim Raisi, pero también cuentan con la participación del conservador alcalde de Teherán, Mohammad Baqer Qalibaf, el ex ministro conservador de Cultura, Mostafa Mirsalim, y el ex vicepresidente, Mostafa Hashemitaba.

Leer:  La campaña de las presidenciales iraníes echa a andar

También estará presente en el debate del viernes el primer vicepresidente de Rouhani, el moderado Eshaq Jahangiri, que apoya las políticas del presidente, por lo que se espera que abandone la carrera antes del día de las elecciones.

Khamenei y sus leales de línea dura han presionado a Rouhani en las últimas semanas, criticando su política de distensión con Occidente, que consiguió alcanzar el acuerdo bajo el cual Irán frenó su controvertido programa nuclear a cambio del alivio de las sanciones.

Resultado económico limitado
El acuerdo puso fin a años de aislamiento internacional, manteniendo una de las promesas de la campaña 2013 de Rouhani, que le supuso una victoria electoral aplastante.

Sin embargo, los retornos económicos han sido limitados, ya que muchos inversores extranjeros se han visto retrasados ​​por los obstáculos para hacer negocios en Irán, como el mal estado de los bancos, el gran papel del Estado en la economía y la falta de claridad sobre el sistema legal.

Rouhani defendió sus resultados económicos ayer y pidió un mayor compromiso con otros países como factor clave para la recuperación económica y el crecimiento.

Raisi, el rival más fuerte de Rouhani, ha dicho que las políticas económicas y diplomáticas de Rouhani han sido fracasaadas. El propio Khamenei ha instado a todos los candidatos presidenciales a no considerar la inversión extranjera como la clave para reavivar la economía.

Leer: Elecciones iraníes: Rohani se presenta a la reelección; Ahmadineyyad, descalificado

Raisi, uno de los cuatro miembros del Tribunal de la Sharia o "ley islámica", uno de los jueces que supervisaron las ejecuciones de miles de presos políticos en 1988, ha sido mencionado como un posible sucesor de Khamenei.

Raisi y Qalibaf, ex comandante del cuerpo de la élite de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC, por sus siglas en inglés), han prometido combatir el alto desempleo creando millones de empleos por año si son elegidos.

Los economistas han criticado sus promesas de campaña como "poco realistas". Pero muchos iraníes que votaron por Rouhani en 2013 están decepcionados por su fracaso en mejorar su nivel de vida y crear una sociedad más liberal.

El producto interno bruto de Irán creció un 7,4 % en el último año, pero esto se debió principalmente a las exportaciones de petróleo, según el Fondo Monetario Internacional.

El desempleo oficial es de poco más del 12 %, pero los analistas independientes sitúan la cifra real en alrededor del 20%.

Categorías
IránNoticiasOriente MedioRegión
Show Comments
Show Comments

Mantente actualizad@

Subscríbete para recibir nuestros boletines