Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Shourabet Al-Adas (Sopa de lentejas)

Creo que casi todas las culturas o naciones hacen alguna versión de la sopa de lentejas, e incluso dentro de cada hogar, cada familia lo hace de manera diferente. Esta es mi propia versión, rápida y básica

 

Creo que casi todas las culturas o naciones hacen alguna versión de la sopa de lentejas, e incluso dentro de cada hogar, cada familia lo hace de manera diferente. Esta es mi propia versión, rápida y básica, y cuando lo hago, estoy indicando el inicio del invierno. ¡Es densa, caliente, sabrosa, y suave, justo lo que más me gusta!

Muchas personas añaden verduras a su sopa de lentejas, como patatas, zanahorias o tomates, y cuando me siento “extravagante” a mí también me gusta agregarle verduras, pero sinceramente creo que las lentejas por sí mismas son tan deliciosas! Dicho esto, el comino y las especias mezcladas añaden tanto sabor que casi enmascaran el gusto de las verduras, así que es una buena manera de colar algunas verduras dentro para los comensales  quisquillosos, adultos y niños por igual!

Realmente esto remite al gusto personal, pero algunas personas, como a los miembros de mi familia, no les gusta batir la sopa, lo que permite conservar algo de su textura. Yo aconsejaría a la gente probarla antes de batirla y ver lo que prefieren. Me gusta mezclarla y mantenerla un poco densa, pero agregar suficiente agua hasta llegar a la consistencia deseada.

En nuestra casa, la sopa de lentejas no está completa sin pan frito y las cebolletas. Estas aportan una textura y sabor asombrosos, pero siéntete libre de dejarlos fuera o reemplazarlos por algo que te guste más. Además, a veces se compran lentejas que parecen rojas  o naranjas, pero luego cuando se cocinan se ponen marrones, que es lo que me ha pasado a mí. No se alarme, saben exactamente lo mismo, pero tal vez en aras del atractivo visual, trate de hervir unas pocas lentejas para ver si permanecen rojas o se ponen marrones antes de hacer el plato entero, si es que el color le importa.

Cualquiera que sea su color, esta sopa es un alimento de invierno en mi casa, ya que es el abrazo que todos necesitamos en un día frío y aburrido!

 

  • Ingredientes

3 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla grande (finamente picada)
2-3 dientes de ajo (al gusto)
1 taza de lentejas pardinas
1 y ½ cucharada de especias mezcladas
2 cucharadas de comino
Sal
Pimienta
3-4 tazas de agua (dependiendo de la consistencia deseada)
Pan de pita frito y cebolla morada (para servir)
Instrucciones

  1. En una olla grande, calentar el aceite de oliva y añadir la cebolla con una pizca de sal. La sal ayudará a suavizar las cebollas más rápido.
  2. Añadir el ajo y las lentejas y saltear hasta que esté todo empapado de aceite de oliva. Si quieres agregar otras verduras, asegúrate de que está bien calculada su proporción primero y añádelas con las lentejas.
  3. Vierte el agua (comienza con 3 tazas y luego ve agregando mientras cocinas si deseas que sea menos densa). Mezcla y agrega las especias, la sal y la pimienta. Prueba el caldo y ajusta al gusto.
  4. Una vez que el agua empieza a hervir, baja el fuego y cocínalo durante unos 30-45 minutos, o hasta que las lentejas estén cocidas.
  5. Prueba y ajusta el condimento si es necesario. Mézclalo más si quieres. Asegúrate de que la sopa queda un poco menos densa de lo que te gustaría que fuera, ya que sigue espesando a medida que se enfría.
  6. Servir en cuencos, cubierta con el pan frito y las cebollas. ¡A disfrutar!

 

Categorías
Oriente MedioRegiónSírvase Usted MismoVideos y Fotos Historias