Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Graibah

Para mí estos dulces son muy especiales porque mis abuelas solían moldearlos con la forma de nuestras iniciales, lo que nos hacía muy felices de niñas

 

Si te gustan la galletas de mantequilla entonces definitivamente estos dulces árabes te van a encantar. ¡Son muy simples y una vez que aprendas a hacerlos, estarás haciendo lotes cada semana! Son realmente deliciosos…

Estas galletas se hacen generalmente para la fiesta del Eid (también conocida como la fiesta del cordero), y tiene distintas variaciones tanto en el Levante como en el Magreb. Para mí estos dulces son muy especiales porque mis abuelas solían moldearlos con la forma de nuestras iniciales, lo que nos hacía muy felices de niñas. Entonces nos encantaba ayudar en la cocina y es que ésta es sin duda una receta lo suficientemente simple para hacer que los niños se arremanguen la camisa y ayuden en la cocina.

Sólo hay tres ingredientes en la masa; harina, mantequilla y azúcar, y aunque es difícil imaginar una masa de galletas sin levadura, créanme, éstas galletas quedan mullidas y esponjosas. Debido al alto contenido de grasa, estas galletas tienen una textura distinta que hace que se derritan en la boca. Se cubren con algún tipo de frutos secos, generalmente piñones o pistachos, antes de ser pasados por el horno durante algunos pocos minutos.

La clave para cocinar esta graibah es usar mantequilla de buena calidad o incluso grasa vegetal si la tienes. La masa se mantiene mejor fría, por lo que si tu cocina está demasiado caliente, yo sugeriría poner la masa en la nevera durante media hora o así para que la mantequilla se mantenga sólida. Esto hace que sea más fácil manipularla y te asegurarás de que las galletas queden esponjosas y crujientes.

Definitivamente no son el postre más saludable, pero ¿quién busca salud cuando se trata de postre? Pruébalo y verás.

Ingredientes

  • 2 tazas de harina
  • 1 taza de mantequilla
  • 1 taza de azúcar en polvo
  • ½ taza de pistachos enteros

Instrucciones
1. Bate la mantequilla y el azúcar juntos hasta que la mezcla llega a ser mullida y se vuelva de un color claro, casi blanco. Esto se puede hacer en un mezclador o con la mano.

2. Agrega gradualmente la harina y mézclala hasta que se combinen y se conviertan en una masa blanda y homogénea.

3. Envuelve la masa en la papel de cocina transparente (“papel film”) y mételo en la nevera durante 30 minutos.

4. Da forma a las galletas. Puedes hacer cualquier forma que te guste. Trate de no hacerlas demasiado grandes para que se cocinen más rápido. Coloca un pistacho en el medio de cada galleta.

5.Hornea las galletas a 180 ºC -160 ºC en un horno de ventilación durante unos 10 minutos, hasta que las cookies se endurezcan. El objetivo es que se mantengan mas bien blancas, sin pasar al marrón del tostado.

6. Disfruta de ellas con una taza de café o té con menta.

Categorías
Sírvase Usted MismoVideos y Fotos Historias