Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Halawet al-Yibn

Este plato tiene su origen en la ciudad siria de Hama, donde nació hace unos 60 años, y se extendió después por toda Siria

Honestamente, durante mucho tiempo no pensaba que la genialidad que es el halawet al-yibn pudiera hacerse en casa. Nadie que conociera lo había hecho nunca, y todo el mundo simplemente lo compraba hecho, especialmente durante el mes de Ramadán, que es cuando lo ves ¡absolutamente en todas partes! No fue hasta que me casé y visité la casa de mi suegra cuando comprobé que en realidad ¡no era tan difícil!

Este plato tiene su origen en la ciudad siria de Hama, donde nació hace unos 60 años, y se extendió después por toda Siria. Curiosamente, la ciudad de Homs se convirtió en el lugar más famoso para tomar este postre, a pesar de que no fuera original de allí. Este postre está hecho a base de una masa de textura parecida a la de un chicle hecha con queso y sémola, rellenada con ishta (nata), cubierto con pistachos crujientes y regado con almíbar dulce.

Si bien este postre se elabora de forma tradicional con queso akkawi dejado en remojo durante 24 horas, cambiando el agua de vez en cuando para endulzar el queso, es bastante complicado encontrar este tipo de queso, especialmente fuera de Oriente Medio. Sin embargo, la mozzarella es un gran sustituto para este postre ya que le da la misma elasticidad sin alterar el sabor. Si puedes conseguir algo de queso akkawi , te recomiendo mezclarlo también con mozzarella, porque fuera de Oriente Medio el queso akkawi no suele estar muy fresco ni elástico, por lo que necesita de la ayuda de la mozzarella.

Este postre puede parecer extraño para algunos, o demasiado salado para ser un postre, pero confiad en mí, nunca dirías que lo que tiene en su interior es queso. Todo lo que podrás decir de él es que está buenísimo y que sólo esperas poder hacerlo otra vez!

 

 Ingredientes

Masa

  • ¾ – 1 vaso de almíbar dulce
  • 1 taza de sémola fina
  • 2 tazas (284g) de mozzarella o queso akkawi endulzado  (o la mezcla de ambos)
  • 2 cucharadas de agua de azahar y/o rosas (al gusto)
  • Pistachos y mermelada de rosa para decorar

Relleno

  • Ishta (crema de nata que puedes encontrar en tiendas especializadas en Oriente Medio)

Almíbar

  • 3 tazas de azúcar
  • 2 vasos de agua
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Agua de rosa o azahar al gusto (opcional)

Instrucciones

1. Para hacer el almíbar, colocar el azúcar y el agua en una olla y dejar hervir durante 10 minutos. Añadir el zumo de limón y dejarlo hervir durante dos minutos antes de apartarlo del fuego.

2.  Para hacer la masa, hervir el queso al baño maría.

3.  Cuando el queso esté derretido, añadir la sémola y el almíbar gradualmente y mezclarlo todo. La masa debe quedar densa y elástica.

4.  Deja que la masa se enfríe para que puedas manipularla. Extiende la mitad de la masa sobre una tabla de silicona o envoltura de plástico (para que no se pegue a la superficie) hasta que tenga un espesor medio, no demasiado fina, pero lo suficiente para que se pueda enrollar fácilmente. Cortar en tiras, rellenar cada una con ishta y enrollar. También puedes extender la masa formando un gran rectángulo y distribuir el ishta en una línea a lo largo del borde de la masa para luego enrollarlo todo y después cortarla en trozos pequeños.

5.  Coloca los rollos de dulce en una bandeja y espolvoréalos con pistachos y almíbar por encima. También los puedes decorar con mermelada de rosa, si te gusta. ¡A disfrutar!

 

 

Categorías
Sírvase Usted MismoVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba