Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Fuentes de inteligencia: el escándalo de fraude comercial agrava la situación del viceprimer ministro en los Emiratos Árabes

El presidente de los EAU, el jeque Mohammed Bin Zayed Al-Nayhan, ha realizado una visita sorpresa a Qatar invitado por el emir, el jeque Tamim Bin Hamad Al-Thani [@MohamedBinZayed/Twitter].

Fuentes de inteligencia informaron de que una sentencia preliminar en un caso de fraude financiero ha agravado el dilema del viceprimer ministro de EAU, Mansour bin Zayed Al Nahyan, cuyo imperio comercial lleva casi 3 años desmantelado.

Las fuentes declararon que la sentencia, emitida por el Tribunal Comercial de Abu Dhabi, fue emitida el 4 de enero, y estipula que el banco bahreiní SayaCorp, antiguo First Energy Bank (FEB), obtendrá 55 millones de dólares de la empresa sanitaria emiratí NMC, según el sitio web francés Intelligence Online.

El portal de inteligencia afirma que NMC está actualmente gestionada por los contables Richard Fleming y Ben Cairns, de la empresa de consultoría y reestructuración Alvarez & Marsal. Con su demanda de indemnización, SayaCorp espera pagar préstamos de financiación por valor de 205 millones de dólares, que solicitó para NMC en 2016.

NMC, que fue fundada y gestionada por Bavaguthu Raghuram Shetty en colaboración con el viceprimer ministro de los EAU, Mansour bin Zayed Al Nahyan, se desplomó en la Bolsa de Londres en 2020, después de que revelara más de 4.000 millones de dólares en deuda oculta.

LEER: La inteligencia estadounidense exige a Haftar que permita al gobierno de Dbeibeh operar en el este

El reconocimiento de estas deudas se produjo después de que Muddy Waters, una firma de investigación de Estados Unidos, propiedad de Carson Block, emitiera un informe en diciembre de 2019, revelando un comportamiento financiero sospechoso en la compañía.

SayaCorp presentó originalmente una demanda contra NMC en 2022 y los responsables de la liquidación de la empresa sanitaria respondieron que el expresidente del Banco, el multimillonario emiratí Khalifa bin Butti Al Muhairi, se encontraba entre los que se beneficiaron de la "generosidad" del grupo y eran conscientes del fraude en su estado de situación financiera.

Al-Muhairi era vicepresidente de NMC, junto con su presidencia de SayaCorp, y negó haber hecho nada malo desde que se anunció el declive de NMC en 2020.

Sin embargo, Al-Muhairi, cuya riqueza fue estimada anteriormente por la revista Forbes en 1.200 millones de dólares, está hoy en bancarrota, y sus activos en los Emiratos han sido congelados desde principios de 2022, según Intelligence Online.

El sitio indicó que SayaCorp gestiona, de una manera u otra, los fondos propiedad de los familiares de Mansour bin Zayed, y que el banco y la empresa de salud están dentro del imperio financiero del viceprimer ministro de los EAU.

Sin embargo, la influencia de este hombre, muy influyente en los círculos empresariales, ha disminuido en los últimos tres años, ante el ascenso de su hermano, Mohammed bin Zayed, como sucesor de su difunto padre, Khalifa bin Zayed Al Nahyan, y su segundo hermano, Tahnoon bin Zayed, asumió el cargo de Consejero de Seguridad Nacional.

Tahnoun procedió a desmantelar el imperio empresarial de Mansour, sustrayéndole gradualmente el negocio del petróleo y las finanzas, según las fuentes del sitio de inteligencia.

Todos los allegados a Mansour fueron finalmente contenidos y limitados de un modo u otro, incluido su antigua mano derecha, Khadem Al Qubaisi, que fue condenado, en febrero de 2021, a 15 años de prisión por blanqueo de dinero.

Al Qubaisi era entonces el consejero delegado de IPIC, la petrolera propiedad de Mansour bin Zayed, que se encontró en el centro del escándalo de corrupción del fondo soberano de Malasia.

El propio Mansour bin Zayed también se vio obligado a ceder su yate, Topaz, a su hermano, Tahnoun, que lo rebautizó como A+.

Categorías
Emiratos Árabes UnidosNoticiasSmall Slides
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines