Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las patas de pollo desatan la polémica en Egipto

Las patas de pollo desatan la polémica en Egipto [arabi21]

La agobiante crisis económica de Egipto ha provocado una subida masiva de los precios de los alimentos y la carne de todo tipo, superando las peores previsiones. Los medios de comunicación locales han empezado a animar a los ciudadanos a cambiar sus hábitos alimentarios, a pesar de su sencillez, para ahorrar lo máximo posible para los gastos diarios y mensuales. Estos llamamientos han llegado al punto de promover el consumo de patas de pollo.

La crisis de escasez de dólares ha provocado una acumulación de mercancías en los puertos egipcios, como forraje para el ganado y las aves de corral, lo que ha dado lugar a llamamientos para salvar la industria avícola. Egipto ha logrado la autosuficiencia en la industria avícola; su volumen supera las decenas de miles de millones de libras y se considera una fuente barata de proteínas.

Coincidiendo con la subida del 50% de los precios de las aves de corral en los últimos meses, se han generalizado los llamamientos a comprar patas de pollo con el pretexto de que contienen un alto porcentaje de proteínas.

La polémica campaña comenzó cuando el Instituto Nacional de Nutrición del Ministerio egipcio de Sanidad y Población empezó a explicar las ventajas de comer patas de pollo, consideradas alternativas alimentarias ricas en proteínas y frugales económicamente, dados los altos precios de la carne blanca y roja.

LEER: La Asamblea de Omán propone ampliar el boicot a Israel

En un post publicado en sus páginas oficiales en las redes sociales, el Instituto Nacional de Nutrición promocionó las patas de pollo, diciendo que las patas se clasifican entre las fuentes económicas que son ricas en proteínas y contienen calorías a un ritmo limitado. Una vez retirada la piel que la recubre, la pata de pollo aporta 106 calorías, mientras que el muslo de pollo sin piel contiene 176 calorías.

El instituto gubernamental prosigue su promoción del consumo de patas de pollo: "Las patas de pollo contienen proteínas, vitaminas y minerales necesarios para la reparación del tejido cutáneo y el crecimiento muscular. Además, son ricas en colágeno, esencial para la regeneración celular de la piel, retrasar los signos del envejecimiento y mantener sanos el pelo y las uñas."

El llamamiento oficial a los egipcios para que coman patas de pollo ha provocado la ira y las críticas generalizadas de los activistas de las redes sociales, muchos de los cuales culpan al gobierno de los elevados precios de los alimentos y del descenso del poder adquisitivo de la población local.

Categorías
EgiptoNoticiasSmall Slides
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines