Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La "indignación" de la ONU fueron palabras vacías para describir una "cavidad" vacía en Gaza

Palestinos sostienen pancartas durante una protesta contra el acuerdo firmado por los Estados Unidos en apoyo de la Agencia de las Naciones Unidas (ONU) para los Refugiados Palestinos (UNRWA), que impone "obligaciones" a los receptores del servicio frente al edificio de la ONU en la ciudad de Gaza, Gaza el 05 de octubre de 2021. [Ali Jadallah - Anadolu News Agency]

Los lectores de mis columnas sabrán que nunca he sido un gran admirador de las Naciones Unidas por su absoluta incapacidad para pedir cuentas a muchos de los más prolíficos infractores de los derechos humanos en el mundo. A veces, su silencio en estos asuntos ha sido ensordecedor.

Por tanto, me ha consternado enormemente saber que por fin está a punto de romper la tapadera para "expresar su indignación" sólo para amonestar a algunos de los dos millones de palestinos de la Franja de Gaza que dependen de la UNRWA, la Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina, el mismo día en que los soldados israelíes mataron a cinco palestinos, entre ellos dos hermanos.

La indignación de la ONU estalló tras descubrir una "cavidad artificial" bajo una de sus escuelas en Gaza. La verdad es que no sé a qué viene tanto alboroto, porque los túneles han sido descritos por observadores neutrales como una "línea de vida" para los muchos palestinos que viven en el territorio asediado, y con razón, porque Gaza se describe a menudo como la mayor prisión al aire libre del mundo. De hecho, incluso el entonces primer ministro británico, David Cameron, dijo en la Cámara de los Comunes el 28 de junio de 2010 que "... todo el mundo sabe que no vamos a resolver el problema de Oriente Medio mientras haya, efectivamente, una gigantesca prisión al aire libre en Gaza". Un mes después fue un poco más allá y la llamó "campo de prisioneros".

Mientras bombardea rutinariamente escuelas y hospitales de la ONU en Gaza, Israel intenta justificar regularmente sus acciones alegando que ataca túneles que esconden combatientes y armas de Hamás. Sin embargo, los túneles no son ningún secreto, así que ¿por qué iba a ocultar Hamás o cualquier otro grupo de resistencia legítimo algo en ellos? Es más, se han escrito muchos artículos explicando por qué son necesarios para suministrar productos básicos a los palestinos asediados.

En octubre de 2020, oficiales militares israelíes invitaron a miembros de la prensa a inspeccionar un túnel que las fuerzas de ocupación habían encontrado. Los miembros de la brutal unidad Yahalom (Diamante) del ejército se asombraron al comprobar que el túnel, procedente del sur de la Franja de Gaza, descendía 70 metros (230 pies) bajo la superficie. Sin embargo, el túnel encontrado el jueves en la escuela de la ONU no era una hazaña de la ingeniería palestina. De hecho, una fuente militar israelí admitió a un periodista de French 24: "La lluvia probablemente creó un agujero en el suelo que reveló la estructura de un túnel terrorista [sic] junto a una escuela de la UNRWA en Gaza".

LEER: Lapid se aprovecha de las resoluciones de la ONU para fomentar la seguridad de Israel 

Sin embargo, la aparición de la pequeña cavidad fue suficiente para que la UNWRA emitiera esta declaración a los medios de comunicación: "La agencia protestó enérgicamente ante las autoridades competentes de Gaza para expresar su indignación y condena por la presencia de una estructura de este tipo debajo de una de sus instalaciones". La "cavidad", decía, constituía "una grave violación de la neutralidad de la agencia y un incumplimiento del derecho internacional." La UNRWA también señaló que exponía a los niños y al personal de la ONU a "importantes riesgos de seguridad y protección".

Lo cual está muy bien, pero qué pena que la UNWRA o cualquier otra parte de la ONU no encuentre palabras para condenar la matanza de Israel en la Cisjordania ocupada cuando sus tropas de gatillo fácil mataron a otros cinco palestinos esta semana, entre ellos los dos hermanos Rimawi, Jawad, de 22 años, y Thafer, de 21. Según Wafa, fueron asesinados por fuego israelí cerca de la aldea de Kafr Ein, al noroeste de Ramallah.

En la propia Ramala, la población realizó una huelga general para mostrar su solidaridad con las últimas víctimas, según Al Jazeera. El ministro de Asuntos Civiles de la Autoridad Palestina, Hussein Al-Sheikh, describió el asesinato de los hermanos Rimawi como una "ejecución a sangre fría". No hemos oído nada de la UNRWA ni de ninguna otra agencia de la ONU, así que supongo que las palabras de Al-Sheikh serán la única indignación que oiremos sobre el último asesinato de palestinos por parte de Israel.

Fue interesante ver a la UNWRA acusando a los palestinos de violar el derecho internacional. Es de suponer que se trata del mismo derecho internacional que Israel ha ignorado o violado a diario durante décadas: cada vez que incumple las resoluciones de la ONU, por ejemplo; construye o amplía asentamientos ilegales (un crimen de guerra); permite que más colonos ilegales vivan en tierras palestinas robadas (también un crimen de guerra); impone un régimen de apartheid a los palestinos (similar a un crimen contra la humanidad); y derriba casas palestinas en actos de castigo colectivo (otro crimen de guerra). ¿Hace falta decir más?

Hay algo más que el UNWRA podría considerar: El artículo 51 de la Carta de la ONU otorga a los que viven bajo ocupación el derecho a la autodefensa. Y luego, tal vez el derecho más polémico de todos cubre a los refugiados -no sólo a los palestinos- el derecho de retorno a su tierra. Este derecho adquirió carácter consuetudinario en 1948, cuando la Asamblea General de la ONU aprobó la Resolución 194(III) que afirmaba el derecho de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares y a obtener restitución e indemnización. Permitir que los refugiados regresaran a la tierra de la que habían sido limpiados étnicamente por Israel fue una condición para que el Estado de ocupación fuera miembro de la ONU. Es una condición que todavía no ha cumplido. ¿Por qué se calla la UNRWA al respecto?

La ONU es un recipiente vacío que promete mucho pero carece de toda sustancia. Está a merced de sus donantes internacionales, y todos sabemos que quien paga al gaitero manda. Sin embargo, es probablemente significativo que la UNRWA describiera su descubrimiento como una "cavidad" y no como un "túnel terrorista", lo que sugiere que, en el fondo, sabe que probablemente es totalmente inocente. Lo cual es más de lo que podemos decir de la brutal ocupación militar israelí de Palestina. Cuanto antes se ponga fin a la misma, mejor.

LEER: Los sionistas han capturado a Jordan Peterson y están secuestrando el conservadurismo occidental 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónOrganizaciones InternacionalesUN
Show Comments

La periodista y autora británica Yvonne Ridley ofrece análisis políticos sobre asuntos relacionados con el Oriente Medio, Asia y la Guerra Mundial contra el Terrorismo. Su trabajo ha aparecido en numerosas publicaciones de todo el mundo, de Oriente a Occidente, desde títulos tan diversos como The Washington Post hasta el Tehran Times y el Tripoli Post, obteniendo reconocimientos y premios en los Estados Unidos y el Reino Unido. Diez años trabajando para grandes títulos en Fleet Street amplió su ámbito de actuación a los medios electrónicos y de radiodifusión produciendo una serie de películas documentales sobre temas palestinos e internacionales desde Guantánamo a Libia y la Primavera Árabe.

Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines