Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Turquía confisca los activos de Sam Bankman tras el colapso de FTX y un presunto fraude con criptomonedas

La bandera de Turquía se muestra en la pantalla de un teléfono móvil y el símbolo de la criptomoneda Bitcoin se muestra en la pantalla de un ordenador portátil en Ankara, Turquía, el 03 de mayo de 2022. [Celal Güneş - Agencia Anadolu]

Las autoridades turcas se han incautado de los activos pertenecientes a la fracasada bolsa de criptomonedas FTX, que quebró y cuyo fundador, Sam Bankman-Fried, escapó con, al parecer, más de mil millones de dólares en dinero de los inversores.

En un comunicado de ayer, el Ministerio de Hacienda y Finanzas de Turquía anunció que se ha abierto una investigación sobre las denuncias de fraude contra Sam Bankman-Fried, el antiguo director general de la bolsa de criptomonedas FTX. En el proceso de esa investigación, las autoridades turcas se incautaron de sus activos bajo la filial FTX TR, así como de los de las filiales de su empresa.

Bankman-Fried y FTX -que se derrumbó este mes y, al parecer, pasó de tener un valor de 32.000 millones de dólares a sólo 1.000 millones de dólares en activos líquidos- fueron acusados de estafar a los inversores con su dinero y utilizarlo para financiar y comprar bienes inmuebles para su otra empresa, Alameda Research.

Otras acusaciones que apuntan al fraude son que el desprestigiado director general y FTX nunca tuvieron reuniones del consejo de administración, que carecían de cargos esenciales para el funcionamiento de una plataforma de criptomonedas y que muchos empleados eran falsos para mantener el esquema.

Tras el colapso de FTX, Bankman-Fried huyó a las Bahamas, donde no hay tratado de extradición con Estados Unidos y donde sus padres compraron propiedades por valor de 121 millones de dólares con los fondos de los inversores supuestamente robados.

Mientras tanto, el token de criptomoneda de FTX, FTT, y el mercado de criptomonedas más amplio han sufrido desde entonces una caída libre total, con muchas empresas asociadas a FTX aparentemente cerca de declararse también en quiebra.

Bankman-Fried ha afirmado que Alameda -que tenía 8.000 millones de dólares en fondos de clientes destinados a FTX- estaba en posesión de los fondos de los clientes sólo porque había recibido el dinero de ellos antes de que la bolsa de FTX tuviera su propia cuenta bancaria, atribuyéndolo a un fallo involuntario.

Finalmente, en una serie de tuits, pidió disculpas a los inversores y dijo a los antiguos empleados de FTX que los préstamos excesivos de Alameda eran los responsables de la desaparición de FTX, e insistió en que no estaba al tanto de las posiciones de margen tomadas por los operadores.

A pesar de las acusaciones de fraude contra Bankman-Fried, muchos medios de comunicación convencionales han sido acusados de simpatizar con él y excusar el sifonaje de los fondos de los clientes como un simple caso de mala gestión, permitiéndole hablar en la cumbre DealBook del New York Times la semana que viene.

El director general caído en desgracia fue también uno de los mayores donantes del Partido Demócrata de EE.UU. y de la campaña del actual presidente Joe Biden, y hablaba regularmente en eventos con personas como el ex presidente Bill Clinton y el ex primer ministro británico Tony Blair, lo que ha llevado a muchos a especular con que el escándalo de FTX podría estar asociado a figuras políticas de primer orden y encubierto deliberadamente por ellas.

En un comunicado, el ministro turco de Hacienda y Finanzas, Nureddin Nebati, ha advertido de que el mercado de las criptomonedas debe abordarse con "máxima precaución" tras este último presunto esquema Ponzi, que supera al del infame Bernie Madoff.

LEER: "El aumento de la cooperación con Cuba es importante para Turquía"

Categorías
NoticiasTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines