Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las desgarradoras historias de los supervivientes de los mortíferos atentados con coche bomba en Somalia

Una vista de los daños alrededor del lugar de la explosión tras un atentado en un restaurante en Mogadiscio, Somalia, el 23 de abril de 2022 [Abukar Mohamed Muhudin/Anadolu Agency].

Era un sábado por la tarde, con mucha gente ocupada en el bullicio de la capital somalí, cuando uno de sus céntricos cruces de carreteras se estremeció con la fuerza de dos atentados con coche bomba que dejaron decenas de muertos.

El grupo terrorista Al-Shabaab, vinculado a Al Qaeda, reivindicó la autoría del atentado en Mogadiscio que causó 120 muertos y más de 300 heridos. Las autoridades temen que el número de víctimas aumente, ya que se ha informado de la desaparición de muchas personas.

Los supervivientes que hablaron con Anadolu News Agency dijeron que el doble atentado fue uno de los más graves que ha sufrido la ciudad.

Safiyo Abdullahi, de 26 años, viajaba en un rickshaw en el momento de la explosión. Salió ilesa, pero su conductor no tuvo tanta suerte.

"Viajaba desde el distrito de Dharkinley y se dirigía al hospital de Kulan para visitar a un amigo. El cruce estaba muy concurrido. Había coches, motos, rickshaws y gente por todas partes y, de repente, me golpearon las olas de calor y el suelo se agitó y entonces oí las explosiones. Milagrosamente, sobreviví", dijo Abdullahi a Anadolu News Agency.

El atentado tuvo lugar en el cruce de Zoobe, uno de los más transitados de Mogadiscio.

Fue en este mismo cruce donde, hace cinco años, el 14 de octubre, explotó un camión cargado de bombas que mató a más de 600 personas. Más de 1.000 personas, en su mayoría civiles, resultaron heridas.

Ali Abdi Bulle, de 37 años, empresario de Mogadiscio, contó que estaba cerca de un banco y se disponía a depositar dinero cuando se produjo la explosión.

Tras el primer ataque, decenas de personas acudieron al lugar de los hechos, dijo Bulle.

"La situación era caótica; había sangre y escombros por todas partes. Entonces llegaron las fuerzas de seguridad y nos dijeron que volviéramos", dijo, y añadió que poco después estalló una segunda bomba de forma masiva.

"Por la gracia de Alá, sobreviví. Pero siete de mis amigos cercanos murieron en el acto", dijo Bulle mientras se le llenaban los ojos de lágrimas.

Hospitales bajo presión

Periodistas, estudiantes, comerciantes y funcionarios de seguridad fueron algunos de los fallecidos en el atentado, y las instalaciones sanitarias de Mogadiscio, ya frágiles, se vieron sometidas a una gran presión para atender a los heridos.

Los hospitales están saturados debido al elevado número de heridos y de familias que los atienden. Mientras que muchos otros han acudido a ellos en busca de sus seres queridos.

Las autoridades somalíes han formado un comité, dirigido por el ministro de Sanidad, Ali Haji, para coordinar la respuesta de emergencia después de que el presidente Hassan Sheikh Mahamud pidiera ayuda internacional tras el ataque terrorista.

Somalia ha pedido a Turquía, Egipto, la vecina Kenia y Arabia Saudí que envíen médicos para tratar a los heridos.

La Presidencia somalí dijo que Mohamud había hablado con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien transmitió un mensaje de condolencia al gobierno y al pueblo de Somalia tras el ataque terrorista en Mogadiscio. Ambos líderes reiteraron la necesidad urgente de erradicar el terrorismo internacional.

LEER: Somalia conmemora el quinto aniversario del atentado terrorista más mortífero de su historia

Debido a los años de conflicto, Somalia ha estado reconstruyendo su sector sanitario, aunque sigue siendo débil, ya que tiene que hacer frente a cientos de emergencias complicadas.

Ayub Mohamed, enfermera del Hospital Daarushifa de Mogadiscio, dijo a Anadolu News Agency que, a pesar de que el país tiene un sector sanitario "muy frágil", la gente se unió para ayudar a sus hermanos necesitados.

"Tras el atentado, vimos que los jóvenes se unieron, se organizaron y fueron a los hospitales a donar su sangre, pero esto no es suficiente", dijo Mohamed.

El gobierno también lanzó una campaña de donación de sangre para ayudar a los hospitales a atender a los heridos del atentado del sábado.

El Ministerio de Sanidad dijo que era un trabajo difícil proporcionar evacuación aérea a los cientos de heridos.

Somalia carece de un banco de sangre nacional y los hospitales privados cobran a las víctimas por las transfusiones.

Turquía condena el atentado terrorista

El presidente de Turquía, Erdogan, condenó enérgicamente el "atroz" atentado terrorista perpetrado en Somalia.

"Ninguna razón puede ser una excusa para matar a civiles inocentes, niños que van a la escuela, personas que rezan en las mezquitas", dijo.

"Condenamos este vil y traicionero atentado y deseamos que nuestros hermanos y hermanas somalíes se recuperen pronto", dijo Erdogan, añadiendo que Turkiye seguiría apoyando a Somalia en los momentos difíciles.

Somalia lleva años lidiando con amenazas a la seguridad, siendo Al-Shabaab una de sus principales preocupaciones.

Desde 2007, el grupo terrorista afiliado a Al Qaeda ha llevado a cabo una campaña mortal contra el gobierno somalí y las fuerzas internacionales que se ha cobrado miles de vidas.

La ONU ha advertido de la creciente inestabilidad en la nación del Cuerno de África, y sus informes periódicos sobre Somalia de este año detallan los ataques de Al-Shabaab y de grupos afines al grupo terrorista Daesh.

Al menos 1.242 civiles murieron en ataques terroristas en Somalia en 2018-2019, mientras que 1.735 resultaron heridos, según las cifras de la ONU.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ÁfricaArtículosArtículos de OpiniónRegiónSmall SlidesSomalia

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines