Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El líder más popular de Brasil vuelve a ser presidente

Presidente de Brasil Lula Da Silva [LulaOficial /Twitter]

"No hay dos Brasil. Somos un país, un pueblo, una gran nación". Con estas palabras, el presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, conocido simplemente como Lula, comenzó su primer discurso tras su victoria sobre el titular de extrema derecha, Jair Bolsonaro, con el 50,8% de los votos en la segunda vuelta electoral de ayer. Se trata de un regreso enormemente importante para un presidente que fue encarcelado por cargos de corrupción (que luego fueron anulados) en el momento de las anteriores elecciones.

Lula tuiteó una foto de su mano tocando la bandera brasileña con la palabra "democracia" escrita encima. La victoria de Lula, de 77 años, representa un importante resurgimiento de la izquierda progresista brasileña, que se une a las izquierdas de toda América Latina en Chile, Perú, México, Argentina y Colombia.

En la Palestina ocupada, Lula obtuvo el mayor número de votos emitidos en el colegio electoral del Consulado de Brasil en Ramala por ciudadanos brasileños que viven y trabajan en la Cisjordania ocupada. Obtuvo 584 votos, mientras que Bolsonaro solo consiguió 61.

La victoria de Lula provocó celebraciones dentro de la comunidad palestina en Brasil y otras partes de América Latina. La comunidad se apresuró a felicitar al presidente electo: "El mundo está agradecido por esta victoria, especialmente el pueblo palestino que vive bajo el apartheid en la actualidad impuesto por el régimen criminal de Israel", dijo la Federación Árabe Palestina de Brasil (FEPAL). "Oh, presidente Lula, todos los palestinos le agradecen todo lo que hizo por nosotros [antes] y esperamos más".

Según los palestinos, una victoria de Lula va a suponer una diferencia significativa en el estatus de la causa palestina en Brasil y en los foros internacionales; volverán a tener un amigo brasileño que les apoye en la ONU. Lula es conocido por ser un firme partidario de la causa y un defensor de los derechos humanos. En su anterior mandato, puso en marcha muchas medidas a favor de Palestina, como el aumento de la representación diplomática entre ambos países y la asignación de un terreno cerca del palacio presidencial brasileño para la embajada palestina.

A nivel internacional, líderes de Estados Unidos, Canadá, Francia y otras naciones occidentales y latinoamericanas se apresuraron a felicitarlo tras su victoria en la segunda vuelta. En Colombia, donde viven unos 13.000 palestinos, el candidato izquierdista Gustavo Petro tuiteó simplemente: "Viva Lula". El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tuiteó: "Ganó Lula, bendito pueblo de Brasil. Habrá igualdad y humanismo". El presidente de la vecina Argentina, Alberto Fernández, dijo que el triunfo de Lula abre una nueva etapa para la historia de América Latina. "Un tiempo de esperanza y futuro que comienza hoy. Después de tantas injusticias que viviste, el pueblo de Brasil te ha elegido y la democracia ha triunfado."

Chile tiene la mayor población de palestinos de América Latina. El candidato de la izquierda de ese país, Gabriel Boric, se apresuró a felicitar a Lula tuiteando "Lula, felicidad".

Hasta 15.000 palestinos viven en el primer país de América Latina que reconoció el Estado de Palestina en las fronteras de 1967, Venezuela. El presidente Nicolás Maduro ofreció un "gran abrazo" a Lula, diciendo en un tuit: "¡Vivan los pueblos decididos a ser libres, soberanos e independientes! Hoy en Brasil triunfó la democracia".

Mientras tanto, el ultraderechista Bolsonaro y su familia no reconocieron la derrota el domingo por la noche. Su lista de seguidores incluye al Estado de Israel. La esposa de Bolsonaro, Michelle, se presentó en el colegio electoral para emitir su voto con una camiseta con la bandera israelí. "Que las bendiciones de nuestro Dios sean sobre Brasil e Israel", escribió en Instagram. "Dios, patria, familia y libertad". En un momento en el que los brasileños votaban en una de sus elecciones más cruciales de la historia reciente, la familia de Bolsonaro demostró que la prioridad no está en los intereses del pueblo brasileño, sino en el apoyo a un Estado ajeno.

Aumentan las expectativas de que la victoria de Lula conduzca a un cambio más profundo en el campo político de América Latina. Brasil se ha convertido en el mayor país de América Latina que se ha desplazado hacia la izquierda, y los nuevos gobiernos latinoamericanos constituirán una verdadera amenaza para la hegemonía de Estados Unidos en la región. La comunidad palestina en Brasil también está segura de que la victoria de Lula será fundamentalmente diferente en comparación con lo que tuvieron que soportar durante la era Bolsonaro.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaBrasilOriente MedioPalestinaRegión

Eman Abusidu is MEMO’s correspondent in Brazil.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines