Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La Casa Blanca " desafiada" por los banqueros estadounidenses que asisten al "Davos del desierto" en Riad

La edición inaugural de la Iniciativa de Inversión Futura se celebró en 2017 en Riad [Twitter].

Se dice que los banqueros estadounidenses han desafiado a la Casa Blanca para asistir a la Iniciativa de Inversión Futura en Riad, que se inaugura hoy. El director general de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, el cofundador de Blackstone, Stephen Schwarzman, y David Solomon, director de Goldman Sachs, son algunos de los ejecutivos occidentales que tienen previsto intervenir en el evento anual apodado el "Davos del desierto".

Un informe de la cadena estadounidense NBC alimentó las especulaciones de que la administración del Presidente Joe Biden pretendía disuadir a los ejecutivos estadounidenses de asistir a la convención. Un portavoz de la Casa Blanca desmintió el informe, pero el desmentido no ha servido para sugerir que no existe una división entre los banqueros estadounidenses y el gobierno de Biden respecto a Arabia Saudí.

Las relaciones entre Washington y Riad sufrieron un importante revés hace dos semanas cuando Biden advirtió al Estado del Golfo que habría "consecuencias" tras su decisión de reducir la producción de petróleo. Biden amenazó con detener la venta de armas y los congresistas demócratas exigieron una revisión de la relación entre los aliados tradicionales.

Según el Financial Times, un funcionario estadounidense dijo que la decisión de no enviar una delegación gubernamental se debió a "cuestiones de calendario" y se tomó antes de que la OPEP+ anunciara su recorte de producción de petróleo. Los organizadores del evento, sin embargo, dicen que los funcionarios estadounidenses no fueron invitados. Sin embargo, Jared Kushner, yerno de Donald Trump, y Steven Mnuchin, que fue secretario del Tesoro del anterior presidente, estarán allí. Es probable que su asistencia confirme la opinión demócrata de que el recorte de la producción de petróleo fue diseñado para beneficiar a los republicanos en las elecciones de medio término.

La Iniciativa de Inversión Futura en 2018 se produjo tras el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en Estambul. En aquella ocasión, varios ejecutivos de la banca boicotearon el evento por la tensión entre Riad y Washington. Esta vez no existen tales recelos, ya que los banqueros acuden en masa a la capital saudí.

En cambio, los ejecutivos hablan de un cambio en el equilibrio de poder. "La ambición de estos tipos [los funcionarios saudíes] se sale de lo normal", afirma un ejecutivo bancario estadounidense según el FT. "El equilibrio de poder se está desplazando hacia Oriente Medio en los mercados privados".

A diferencia de gran parte del resto del mundo, el crecimiento de Arabia Saudí no se ha visto obstaculizado por la guerra de Ucrania. Por el contrario, la subida del precio del petróleo ha provocado un boom económico en el reino. Se prevé que este año tenga una de las economías de más rápido crecimiento del mundo, con una previsión de expansión de su producción de más del 7%.

La estabilidad económica de Riad ha convertido a Arabia Saudí en un destino lucrativo para los inversores occidentales. "En un mundo en el que los mercados de capitales están cerrados y los beneficios de los bancos de inversión están a la baja, el Golfo merece atención", afirma un ejecutivo de un banco estadounidense.

LEER: Dos soldados alemanes condenados por un intento de formar un grupo terrorista en Yemen

Categorías
Arabia SauditaNoticiasUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines