Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel se enfrenta a problemas diplomáticos en todas las direcciones

Embajada de Israel en Canadá [Embajada de Israel en Canadá]

A pesar de los esfuerzos de Israel por reforzar sus vínculos con países de todo el mundo, recientemente se ha visto envuelto en varias crisis políticas. Éstas han puesto de manifiesto un gran fracaso diplomático, dado que los países con los que choca eran algunos de sus estrechos aliados políticos.

Las tensiones comenzaron en el este, con Rusia. Estas aumentaron tras la guerra de Moscú contra Ucrania y se intensificaron aún más tras la condena pública de Tel Aviv al bombardeo ruso de Kiev. La embajada rusa en Tel Aviv respondió resaltando lo que, según ella, es el doble rasero de Israel. Tel Aviv, según la embajada, guardó silencio durante ocho meses sobre los ataques ucranianos en el Donbass e hizo la vista gorda ante los recientes ataques mortales contra un convoy de refugiados en la región de Kharkiv, los brutales asesinatos de civiles por parte de lo que llama "neonazis" y el ataque al puente que lleva a Crimea.

El presidente ruso Vladimir Putin ha reconocido dos territorios escindidos en el este de Ucrania - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Algunos israelíes han pedido que se proporcione ayuda militar adicional a Ucrania tras el reciente ataque ruso, pero cuando Kiev pidió a Washington que le suministrara el sistema Cúpula de Hierro, Tel Aviv se opuso a la medida temiendo la reacción de Moscú. El ex presidente ruso Dmitri Medvédev ha advertido a Israel de que las relaciones entre Tel Aviv y Moscú se destruirían si Israel proporcionaba apoyo militar a Ucrania.

Las tensiones se intensifican ahora, ya que Israel ha adoptado la posición occidental sobre Ucrania, lo que tendrá repercusiones en las operaciones militares israelíes en el fondo del territorio sirio contra las bases iraníes.

En dirección al oeste, hay indicios de que se avecina una crisis diplomática entre Israel y Polonia, después de que esta última rechazara las medidas israelíes para asegurar el viaje de sus delegaciones para visitar los campos del Holocausto en Varsovia. Las relaciones entre ambos países acaban de restablecerse tras un parón de casi un año por una nueva ley polaca que limitaba las reclamaciones de propiedad de los supervivientes del Holocausto.

Los últimos problemas se producen después de que el gobierno israelí asignara a los servicios de seguridad la tarea de escoltar a los israelíes que viajan a Polonia, lo que ha provocado el enfado de las autoridades polacas, ya que esta medida demuestra una falta de confianza en las medidas de seguridad polacas. Polonia no concedió a los guardias de seguridad israelíes las licencias necesarias.

Israel lleva 40 años organizando viajes a Polonia, en los que participan aproximadamente 40.000 personas cada año. El reciente malestar por la seguridad puede hacer que se suspendan todos los viajes.

Más al oeste, una crisis oculta se ha intensificado entre Israel y Canadá ante la decisión de reducir la seguridad que rodea a la embajada israelí en la capital, Ottawa. Canadá se ha negado a contratar un guardia de seguridad personal para el embajador israelí Ronan Hoffman durante casi un año y no responde a las peticiones de altos funcionarios israelíes para reunirse y resolver el asunto.

LEER: Mirando más allá de la violencia estadounidense y la dependencia de la AP

Los israelíes en Canadá afirman que los incidentes antiisraelíes en Canadá incluyen el vandalismo en sinagogas y el dibujo de esvásticas en las escuelas, mientras que el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí se negó a hacer declaraciones sobre las disposiciones de seguridad de sus misiones en el extranjero.

No es la primera vez que las relaciones entre Israel y Canadá se vuelven tensas, especialmente desde que Justin Trudeau, líder del Partido Liberal, formó su gobierno en 2015.

La llegada de Trudeau, a pesar de su énfasis en la amistad con Israel, inquieta a los israelíes, que se preocupan por sus posibles intenciones de cambiar de política, especialmente tras las reacciones canadienses a la decisión de la Unión Europea de etiquetar los productos de los asentamientos. La ocupación teme que Ottawa vuelva a proporcionar ayuda financiera a la UNRWA, después de declarar que no reconoce la soberanía de la ocupación en los Altos del Golán sirios ocupados.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines