Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La UE da prioridad a los Acuerdos de Abraham

El Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, el 25 de junio de 2022 [Fatemeh Bahrami/Anadolu Agency].

En la Asamblea General de la ONU, el primer ministro israelí, Yair Lapid, definió las preocupaciones de seguridad de Israel como el factor que motiva el apoyo al paradigma de los dos Estados, incluso cuando Estados Unidos ha repetido que no prevé ninguna resolución en el futuro inmediato. Siendo los Acuerdos de Abraham la principal fuerza motriz de las decisiones estadounidenses-israelíes, el guiño de Lapid al fallido consenso internacional no tiene ningún fundamento para el pueblo palestino. En la práctica, las palabras de Lapid no difieren de la refutación del paradigma: la expansión de los asentamientos coloniales del gobierno israelí ha determinado el ritmo.

Sin embargo, el jefe de la política exterior de la UE, Josep Borrell, se mostró animado ante las palabras de Lapid. "Esto es también lo que queremos impulsar. Queremos que se reanude un proceso político que pueda conducir a una solución de dos Estados y a una paz regional completa", declaró Borrell en la reunión del Consejo de Asociación UE-Israel del lunes.

Sin embargo, la declaración de posición de la UE en relación con la reunión indica que está totalmente de acuerdo con los Acuerdos de Abraham, que se mencionan antes de la adhesión del bloque al compromiso de los dos Estados. Refiriéndose a los acuerdos de normalización, la declaración de la UE dice en parte: "A este respecto, la UE tratará de fomentar y aprovechar el reciente establecimiento de relaciones diplomáticas entre Israel y una serie de países árabes, con vistas a mejorar las perspectivas de alcanzar un acuerdo global en el proceso de paz de Oriente Medio". Dar importancia a los Acuerdos de Abraham de esta manera sugiere que la UE no era tan reacia a la política de la administración Trump como se pretendía hacer ver. Solo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, facilitó que la UE mantuviera su diplomacia de dos estados, al tiempo que aceptaba abiertamente políticas que antes se ridiculizaban solo porque Estados Unidos tenía a Donald Trump como presidente.

LEER: El asesinato selectivo de palestinos es el próximo crimen israelí a normalizar

Desde que Estados Unidos se está comprometiendo activamente con los países árabes a través del marco de normalización y está intentando que la Autoridad Palestina también se sume, los Acuerdos de Abraham han ganado más reconocimiento en los círculos internacionales. Sin embargo, la UE afirma claramente que utilizará los acuerdos para "mejorar" la posibilidad de una resolución, sabiendo perfectamente que los acuerdos sólo sirven para consolidar los vínculos diplomáticos de Israel y, a cambio, reforzar su impunidad.

En su discurso virtual de ayer, el compromiso de Lapid con el paradigma de los dos Estados incluyó la afirmación de que Jerusalén seguiría siendo la capital indivisa de Israel, lo que va en contra de las resoluciones internacionales. Sin embargo, la mejor carta de Lapid fueron las concesiones económicas del gobierno israelí a la AP, de las que habló sin el contexto de que Israel sabe que se enfrenta a una sociedad palestina que cambia gradualmente y que no esperará a que sus dirigentes determinen el camino a seguir para la resistencia legítima contra el colonialismo.

El comunicado de prensa de la UE que describe la reunión afirma la intención de "aprovechar el impulso generado en la Asamblea General de la ONU" en cuanto al llamado proceso de paz. Sin embargo, los palestinos saben que el barniz de preocupación no era más que un intento de desviar las críticas del hecho de que la UE eligió, una vez más, comprometerse con una entidad colonial que se especializa en romper el derecho internacional y cometer crímenes de guerra. Con los Acuerdos de Abraham ocupando sutilmente el centro de la escena, y con pleno acuerdo por parte de la UE, debería al menos quedar claro que no se puede alcanzar la independencia ni el Estado palestino, a menos que se aplique un cambio radical en la política.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEuropa y RusiaIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall SlidesUnión Europea

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines