Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El Líbano introducirá gradualmente el nuevo tipo de cambio oficial, según el primer ministro

El primer ministro libanés, Najib Mikati, el 21 de abril de 2022 [Presidencia libanesa/Agencia Anadolu].

Líbano pondrá en marcha un nuevo tipo de cambio oficial de 15.000 libras por dólar de forma gradual, con excepciones iniciales que incluirán los balances de los bancos y los reembolsos de los préstamos para la vivienda, a los que se seguirá aplicando el antiguo tipo, según ha declarado el primer ministro, informa Reuters.

En una entrevista con Reuters, Najib Mikati trató de aclarar la confusión causada el miércoles cuando el Ministerio de Finanzas dijo que el tipo de 1,507 terminaría el 1 de noviembre, como parte de los esfuerzos para unificar numerosos tipos de cambio que han surgido durante la crisis financiera del país.

Mikati dijo que la brecha entre el tipo de mercado de 38.000 y otros tipos debe cerrarse "tarde o temprano" -una exigencia del FMI incluida en un proyecto de acuerdo de financiación firmado en abril-, pero que esto llevaría tiempo.

"La declaración del ministro de Finanzas retrata las cosas como si fueran a cambiar de golpe; no, habrá excepciones y las cosas se harán en ciertas fases", dijo Mikati.

La libra se ha desplomado más de un 95% con respecto a la cotización oficial desde que el sistema financiero libanés se derrumbó hace tres años, sumiendo a amplias capas de la población en la pobreza en la peor crisis desde la guerra civil de 1975-90.

Mikati dijo que la tasa de 15.000 se aplicaría inicialmente a los derechos de aduana sobre las importaciones y al IVA sobre los bienes con precio en dólares. El Banco Central emitirá circulares y decisiones que determinen las aplicaciones más amplias, dijo, sin detallar.

"No ocurrirá de la noche a la mañana", dijo.

La crisis de Líbano estalló en 2019 tras décadas de gasto despilfarrador por parte de un Estado plagado de corrupción y despilfarro, junto con políticas financieras insostenibles.

Pero los políticos gobernantes han hecho escasos progresos para abordar la crisis, que el Banco Mundial, en un informe de enero, describió como una depresión deliberada orquestada por la élite.

LEER: El dinar tunecino cae a su mínimo histórico frente al dólar

Medidas de reforma

Después de que el FMI criticara al Líbano la semana pasada por su "lentitud" en las reformas, Mikati afirmó que el gobierno estaba comprometido con un acuerdo y que estaba a punto de finalizar dos medidas solicitadas por los donantes.

Dijo que el gobierno se disponía a aumentar la tarifa que cobra la empresa estatal de electricidad -una gran sangría para las arcas del Estado- por primera vez desde la década de 1990.

Añadió que esto permitiría suministrar más de 10 horas de electricidad al día a los hogares que actualmente apenas la reciben, y que dependen de costosos generadores privados para mantener la luz.

El Gobierno también presentará al Parlamento la próxima semana una ley que establece el marco para la reestructuración del sector bancario, que ha quedado paralizado por la crisis, atrapando los depósitos en dólares de los ahorradores.

Ante la falta de medidas para resolver la situación, algunos depositantes han recurrido este mes a medidas extremas, exigiendo sus depósitos por la fuerza en una oleada de atracos a bancos que les han llevado a cerrar.

Mikati, magnate multimillonario, dijo que "entendía" estas acciones "pero el dinero no volverá de esta manera".

"Conozco su dolor", dijo, al tiempo que advirtió que tales acciones conducirían a "la ley de la selva".

LEER: La tasa de inflación de Argelia sube al 9,6%

Pérdidas bancarias

El FMI ha dicho que los pequeños depositantes deberían estar totalmente protegidos en un plan de recuperación financiera que ha sido un importante punto de controversia desde 2020, en particular sobre cómo se distribuirán los 72.000 millones de dólares de pérdidas del sector financiero.

Mikati, que actualmente ejerce como interino hasta que pueda formar un nuevo gobierno, dijo que el último plan ha sido presentado al Parlamento para su discusión, para ser implementado cuando se selle el acuerdo con el FMI.

El FMI ha dicho que las grandes pérdidas del sector bancario deben reconocerse y abordarse por adelantado, respetando una jerarquía de reclamaciones que dé prioridad a los depositantes y a los activos del Estado sobre los bancos.

Los bancos, por su parte, dicen que el Estado debe asumir la carga.

Mientras que el FMI ha dicho que el plan debe tener un recurso limitado a los activos públicos, el gobierno prevé la creación de un fondo que se nutra parcialmente de los activos del Estado para compensar a los mayores depositantes.

Mikati dijo que el plan no recurriría inmediatamente a los activos del Estado, sino que éstos deberían utilizarse para compensar a los depositantes en el futuro, cuando la situación financiera del Estado mejore.

Categorías
LíbanoNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines