Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Egipto: Al-Azhar ignora la muerte de Al-Qaradawi, mientras los medios saudíes y emiratíes lo critican

El clérigo de origen egipcio Sheikh Yusuf al-Qaradawi asiste a la sexta conferencia anual de Al-Quds (Jerusalén) organizada por la Fundación Internacional de Jerusalén en la capital qatarí, Doha, el 12 de octubre de 2008 [KARIM JAAFAR/AFP/Getty Images].

La prestigiosa Fundación Al-Azhar de El Cairo y su director, el jeque Ahmed El-Tayeb, han ignorado la oportunidad de expresar sus condolencias por la muerte del ex jefe de la Unión Internacional de Eruditos Musulmanes (UIM), el doctor Yusuf Al-Qaradawi, según ha informado Arabi21. Ni Al-Azhar ni El-Tayeb han comentado la muerte de Al-Qaradawi a pesar de que es uno de los graduados más conocidos de la institución.

Los críticos en Twitter han señalado que Al-Azhar y su director enviaron sus condolencias tras la reciente muerte de la reina Isabel II de Gran Bretaña. Sin embargo, un académico de Al-Azhar, Muhammad Al-Saghir, publicó fotos de mensajes de WhatsApp que, según él, habían sido enviados a imanes y predicadores por el Ministerio egipcio de Awqaf (dotaciones religiosas) advirtiéndoles que no realizaran oraciones fúnebres por Al-Qaradawi ni hablaran de sus virtudes en las mezquitas.

Por su parte, los medios de comunicación de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, aliados de Egipto, han atacado al jeque Al-Qaradawi. El periódico saudí Okaz publicó una "infografía" ofensiva sobre el erudito de origen egipcio y lo calificó de "sedicioso" y "muftí del terrorismo". Tales afirmaciones han sido cuestionadas por comentaristas, entre ellos la columnista de MEMO Yvonne Ridley.

VIDEO: Miles de personas participan en las oraciones fúnebres por el sheij Yusuf Qaradawi

En los Emiratos Árabes Unidos, Al-Ain afirmó que la "mayoría" de los comentarios en las redes sociales atacaban al difunto en lugar de pedir la misericordia del Todopoderoso para él.

Cabe destacar que el sheij Al-Qaradawi era respetado por las instituciones oficiales y religiosas de Arabia Saudí y los EAU hasta 2017, cuando ambos países, junto con Egipto y Bahréin, lo incluyeron en sus listas de "terroristas". Probablemente esto tuvo más que ver con que vivía y trabajaba en Qatar, contra el que el grupo de gobiernos liderado por Riad y Abu Dhabi lanzó un boicot ese mismo año, más que otra cosa.

 

Categorías
Arabia SauditaEgiptoEmiratos Árabes UnidosNoticiasQatarSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines