Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Mezquita de Al-Aqsa: máxima tensión tras el asalto de colonos a sus patios

Colonos judíos extremistas irrumpieron en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa acompañados de la policía antidisturbios israelí en el marco del Rosh Hashaná, el año nuevo judío en Jerusalén, el 26 de septiembre de 2022 [Jerusalem Islamic Waqf - Agencia Anadolu].

Las tensiones son elevadas en la mezquita de Al-Aqsa y sus alrededores, en la Jerusalén Oriental ocupada, con la irrupción de decenas de colonos israelíes en sus patios con motivo de la festividad del Año Nuevo judío, ha informado Anadolu. Testigos presenciales declararon a la agencia de noticias que muchos agentes de policía israelíes se desplegaron en los patios y en el tejado de la sala de oración Qibli y, al parecer, permitieron que decenas de colonos ilegales irrumpieran en la mezquita a través de la Puerta de los Magrebíes.

Los grupos de derecha israelíes habían hecho un llamamiento para que se produjeran ataques a gran escala contra la mezquita de Al-Aqsa durante la festividad de Rosh Hashanah, que comienza hoy. Organizaciones y activistas palestinos llamaron a la población a dirigirse a la mezquita ayer, hoy y mañana. El grito de "Dios es grande" resonó en los patios en respuesta a la provocación de los colonos.

Los informes locales dicen que la policía atacó a los fieles musulmanes y los obligó a marcharse. Decenas de jóvenes palestinos realizaban la oración del alba en las puertas exteriores de la mezquita, desde entonces la policía ha restringido su entrada en la mezquita.

LEER: La oposición sudanesa condena las declaraciones de Burhan sobre Israel

Al menos cinco palestinos han sido detenidos y se han producido enfrentamientos entre jóvenes palestinos y los agentes de policía en las zonas de Bab Al-Asbat y Bab Al-Amud de la Ciudad Vieja.

"Nuestros equipos atendieron a dos heridos en Bab Al-Asbat, en Jerusalén", dijo la Media Luna Roja Palestina. "Uno fue una lesión por gas pimienta y el otro una paliza".

La policía israelí emitió su propia declaración: "bajo la dirección del comandante de la Brigada de Jerusalén, la policía sigue concentrándose en la zona de la Ciudad Vieja como parte de los intensos preparativos para Rosh Hashanah. Anoche, varios jóvenes se atrincheraron en la mezquita, y por la mañana, con el comienzo de las visitas [de los colonos], comenzaron a disparar fuegos artificiales de vez en cuando". Añadió que dos hombres fueron detenidos por "lanzar piedras" a las fuerzas policiales.

La policía afirma que hay que mantener el statu quo en el "Monte del Templo", para que puedan continuar "las oraciones musulmanas y las visitas al lugar de los fieles judíos y los turistas".

La Autoridad Palestina condenó el asalto de las fuerzas israelíes y los colonos a los patios de la mezquita de Al-Aqsa. "El asalto a la mezquita por parte de la policía de ocupación y los colonos se inscribe en el marco de la escalada israelí contra nuestro pueblo, su tierra y sus lugares sagrados", dijo el portavoz de la AP, Nabil Abu Rudeineh, en un comunicado publicado por la agencia oficial de noticias palestina Wafa. "Advertimos que la continuación de estas prácticas conducirá a una explosión de la situación y a más tensión y violencia".

Abu Rudeineh añadió que considera al gobierno israelí plenamente responsable de "esta peligrosa escalada y sus repercusiones."

Categorías
IsraelNoticiasPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines