Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La UE debe dejar de explotar a las oenegés palestinas

Palestinos se manifiestan en apoyo de Mohammed Halabi, director en Gaza de la ONG World Vision, ante la sede del CICR en la ciudad de Gaza el 15 de junio de 2022. - El 4 de agosto de 2016, un tribunal israelí acusó a Halabi de haber canalizado millones de dólares en ayuda extranjera al movimiento islamista palestino Hamás y su brazo armado. (Foto de MOHAMMED ABED / AFP) (Foto de MOHAMMED ABED/AFP vía Getty Images)

Si la UE no se embarcara en "muestras de apoyo", por usar la frase sinónimo de cualquier cosa relacionada diplomáticamente con Palestina, no habría nada en su nombre por lo que el bloque pudiera reclamar cualquier apariencia de logro en este ámbito. La semana pasada vimos una de estas "muestras de apoyo" cuando un grupo de diplomáticos de la UE estuvo presente en la reapertura de las oficinas de la organización de derechos palestinos Addameer.

De hecho, según el Primer Ministro de la Autoridad Palestina, Mohammad Shtayyeh, la presencia de los diplomáticos fue "un mensaje de apoyo y solidaridad con nuestro pueblo e instituciones". Les dijo que "agradecemos su apoyo a nuestras instituciones oficiales, a las instituciones de la sociedad civil y a todos los componentes de la sociedad palestina, así como un mensaje de condena de las violaciones israelíes porque Israel tiene como objetivo toda nuestra tierra, nuestra gente, nuestras instituciones y nuestros dirigentes, y no distingue en sus acciones entre los niveles oficial, civil o popular."

Las repetitivas declaraciones de Shtayyeh no hacen sino reforzar el barniz de "solidaridad" de la UE. Al igual que otras ONG palestinas, Addameer opera dentro de un complejo entramado que incluye la violencia y la opresión coloniales de Israel, la colaboración de la AP con Israel, así como la postura engañosa de la comunidad internacional cuando se trata de Israel y los derechos palestinos. Aunque la presencia de la UE en la reapertura de sus oficinas da peso a la lucha contra la designación terrorista de la organización por parte de Israel y sus posteriores violaciones, no significa en absoluto que la UE tenga una consideración especial por cualquier aspecto de la vida y la política palestinas. Por el contrario, la financiación de la UE a las ONG y el ofrecimiento de apoyo retórico es un mínimo, teniendo en cuenta a lo que se enfrentan las organizaciones de derechos palestinos cuando intentan proteger la vida de la gente con recursos limitados, por no mencionar el hecho de que cualquier recurso legal o basado en los derechos ya está en peligro por la reverencia de Europa hacia Israel y sus crímenes de guerra.

Hace menos de un mes, el representante de política exterior de la UE, Josep Borrell, criticó las tácticas opresivas de Israel contra las ONG palestinas, pero erró por completo, como siempre. "Es crucial garantizar que la legislación antiterrorista no conduzca a socavar la sociedad civil y su valioso trabajo y contribuciones a la construcción de sociedades más justas y pacíficas", dijo Borrell, priorizando y legitimando así la narrativa de seguridad de Israel. Si Israel no ha podido demostrar ninguna actividad terrorista por parte de grupos de derechos y otras organizaciones de la sociedad civil, ¿por qué Borrell promovió la narrativa de Israel en el contexto de las ONG palestinas?

Lo que Shtayyeh no mencionó es que el apoyo que la UE otorga a los palestinos es insignificante en comparación con los acuerdos comerciales que prioriza con Israel. Por supuesto, la UE no perderá la oportunidad de mostrar su apoyo, ya que esta retórica es una oportunidad perfecta para la propaganda. Además, es poco lo que pueden hacer las ONG palestinas para dejar de ser explotadas de esta manera. La dependencia de la financiación ha convertido a las organizaciones de derechos humanos en parte de un ciclo de explotación, a pesar de su inestimable labor. Los meros gestos de cortesía de la UE no ayudarán a los palestinos ni anularán de algún modo las violaciones de los derechos humanos que les inflige Israel. Sin embargo, el énfasis en la exhibición de su apoyo presenta a la UE como si se comprometiera activamente con las ONG palestinas, especialmente cuando esto atrae los elogios de los funcionarios de la AP. Sin embargo, la UE sólo se está comprometiendo con su propio tipo de diplomacia, que requiere la postergación de la responsabilidad política y legal. Debería dejar de explotar a las ONG palestinas en el proceso.

LEER: La lealtad de la AP es hacia Israel, no hacia los palestinos

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall SlidesUN

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines