Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Frontex se pronuncia tras las denuncias de que Grecia está empujando los barcos de refugiados hacia Turquía

Los migrantes aparecen a bordo el 2 de octubre de 2019 [ANGELOS TZORTZINIS/AFP vía Getty Images].

El funcionario encargado de los derechos humanos en Frontex ha declarado a The Guardian que Atenas necesita una "supervisión reforzada" tras varias denuncias de que los solicitantes de asilo están siendo expulsados de Grecia hacia Turquía.

"Me ha quedado claro que Grecia es uno de los países que necesita una mayor vigilancia", dijo Jonas Gremheden.

"Creo que lo que falta ahora, por mi parte, es aumentar la presión, aumentar la concreción de lo que creo que debe hacerse para evitar las violaciones".

De hecho, varias organizaciones de derechos humanos han acusado a Frontex, la agencia de control de fronteras de la UE, de ser cómplice de estos empujones que han hecho que las autoridades griegas arrojen a los solicitantes de asilo a la deriva en el mar sin chalecos salvavidas para evitar que entren y pidan asilo allí.

A principios de este año, se encontraron los cadáveres de 19 refugiados sin ropa, zapatos ni pertenencias tras morir congelados cerca de la frontera entre Grecia y Turquía. Ankara acusó a Atenas de empujarlos al otro lado de la frontera.

VIDEO: Un luchador de muay thai palestino gana el campeonato Victory Road

Human Rights Watch (HRW) ha afirmado que Frontex no ha actuado en repetidas ocasiones cuando se le han presentado denuncias de violaciones de los derechos humanos en las fronteras de la UE.

El organismo de vigilancia de los derechos fue un paso más allá y dijo que desde octubre de 2020 hay pruebas que demuestran que Frontex desempeñó un papel importante en la ocultación y el apoyo a las expulsiones en la frontera de Turquía.

En abril, una investigación conjunta de Lighthouse Reports, Der Spiegel, SRF Rundschau, Republik y Le Monde descubrió que Frontex había participado en el rechazo de unos 957 solicitantes de asilo en el mar Egeo entre marzo de 2020 y septiembre de 2021.

Un sirio, Alaa Hamoudi, ha demandado a Frontex después de que las autoridades griegas le metieran a él y a otros 20 solicitantes de asilo en una barca hinchable y los dejaran a la deriva en el mar Egeo. Pasaron 17 horas en el mar con poca comida y agua antes de que las autoridades griegas intentaran empujar su bote inflable aún más hacia Turquía, hasta que un guardia costero turco los rescató.

Más tarde se comprobó que un avión de Frontex sobrevoló el lugar durante todo el tiempo, pero no intervino para rescatarlos.

En 2016, Frontex deportó a una familia siria a Turquía a pesar de haber solicitado asilo en Grecia. La familia llevó a la agencia fronteriza de la UE ante el Tribunal de Justicia Europeo.

Categorías
FrontexGreciaNoticiasSmall SlidesTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines