Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Macron aboga por un futuro próspero con Argelia más allá de su "dolorosa" historia

Un grupo de personas protesta contra los comentarios del presidente de Francia, Emmanuel Macron, que defiende las caricaturas del profeta Mahoma en Francia y los comentarios contra el islam frente a la embajada de Francia en Yakarta, Indonesia, el 2 de noviembre de 2020 [Anton Raharjo - Agencia Anadolu].

El presidente Emmanuel Macron indicó ayer que Francia y Argelia deben superar su "dolorosa" historia compartida y mirar al futuro al inicio de una visita de tres días al país norteafricano, informa Reuters.

El trauma de la dominación colonial francesa en Argelia y la amarga guerra de independencia que le puso fin en 1962 ha perseguido las relaciones entre ambos países durante décadas y ha jugado a favor de una disputa diplomática que estalló el año pasado.

"Tenemos un complejo y doloroso pasado común. Y a veces nos ha impedido mirar al futuro", dijo Macron tras reunirse con su homólogo argelino, el presidente Abdelmadjid Tebboune.

Junto a Macron, Tebboune dijo: "Esperamos que la visita abra nuevas perspectivas de asociación y cooperación con Francia".

Los lazos con Argelia se han vuelto más importantes para Francia porque la guerra en Ucrania ha aumentado la demanda de gas norteafricano en Europa, y por el aumento de la migración a través del Mediterráneo.

LEER: EAU e Israel "sabotean" la reconciliación en el Golfo

Argelia, por su parte, quiere aprovechar la subida de los precios de la energía para atraer inversiones europeas.

Macron lleva mucho tiempo queriendo pasar página con Argelia y en 2017 calificó de "crimen contra la humanidad" las acciones francesas durante la guerra de 1954-62, en la que murieron cientos de miles de argelinos.

Esa declaración, políticamente controvertida en Francia, le ganó popularidad en Argelia cuando la visitó por última vez hace cinco años y fue celebrada por los jóvenes argelinos.

Macron volverá a acercarse a la juventud argelina en esta visita con paradas programadas centradas en la cultura juvenil, incluyendo el breakdance y la música pop norteafricana "Rai". En Francia viven más de cuatro millones de personas de origen argelino.

Sin embargo, las esperanzas de Macron de superar la tensa historia de la época colonial ya han resultado prematuras.

El año pasado se le citó sugiriendo que la identidad nacional argelina no existía antes del dominio francés, y acusando a los líderes de Argelia de reescribir la historia de la lucha por la independencia basándose en el odio a Francia.

LEER: Estados Unidos envía a su primer embajador a Sudán en 25 años

Los comentarios provocaron una tormenta en Argelia, donde la élite gobernante sigue estando dominada por la generación que luchó por la independencia y donde esa lucha ocupa un lugar central en la identidad nacional.

Argelia retiró a su embajador para celebrar consultas y cerró su espacio aéreo a los aviones franceses, lo que complicó la misión militar francesa en el Sahel.

Antes de su reunión con Tebboune, Macron visitó un monumento a los argelinos muertos en la guerra, donde depositó una corona de flores. Dijo que los dos gobiernos crearían un comité conjunto de historiadores para estudiar los archivos de la época colonial.

Categorías
ArgeliaFranciaNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines