Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Informe: el comandante de la Fuerza Quds visitó a Al-Sadr para discutir el futuro de Irak

BAGDAD, IRAK - 2 DE ENERO: Una ceremonia de conmemoración se lleva a cabo cerca del Aeropuerto Internacional de Bagdad marcando los segundos aniversarios del asesinato del comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria Iraní Qasem Soleimani y el vicepresidente del Hashd al-Shaabi Abu Mahdi al-Muhandis, el 02 de enero de 2022 en Bahgdad, Irak. ( Murtadha Al-Sudani - Agencia Anadolu )

El general de brigada Esmail Qaani, comandante de la fuerza de élite Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán, se reunió brevemente con el prominente clérigo chiíta iraquí Moqtada Al-Sadr para discutir el futuro de la esfera política de Irak y el papel "dominante" de Irán en ella, informó el martes Reuters citando a cuatro funcionarios iraníes e iraquíes.

Según el informe, la reunión tuvo lugar el 8 de febrero en la casa de Al-Sadr en la ciudad de Nayaf y duró media hora, durante la cual Al-Sadr recibió al general con su característica brusquedad.

La reunión no fue bien.

Según los funcionarios iraquíes e iraníes, Al-Sadr llevaba un tocado árabe blanco y negro y una túnica marrón, un aspecto deliberado para identificarse con la población árabe local y no las habituales vestimentas totalmente negras y el turbante clerical chií que suele llevar en público.

La declaración de moda de Al-Sadr, según los funcionarios, se hizo eco de su mensaje político nacionalista: Irak, como estado árabe soberano, forjaría su propio camino, libre de la intromisión de su vecino persa, a pesar de los lazos sectarios entre los países dominados por los chiíes.

"¿Qué tiene que ver la política iraquí con usted?" desafió Al-Sadr a Qaani, según uno de los funcionarios. "No queremos que interfieras".

Al-Sadr ha sido una fuerza crucial en Irak durante gran parte de las dos décadas transcurridas desde que Estados Unidos invadió y derrocó a Saddam Hussein.

LEER: EAU e Israel "sabotean" la reconciliación en el Golfo

Las fuentes explicaron que Qaani le dijo a Al-Sadr que si incluía a los aliados de Teherán en cualquier coalición, Irán reconocería a Al-Sadr como la principal figura política chiíta de Irak, un gesto no menor entre los díscolos líderes de la comunidad religiosa.

Sin embargo, Al-Sadr no se inmutó. En un tuit tras la reunión, subrayó su compromiso con un gobierno libre de injerencias extranjeras. "Ni oriental ni occidental", dijo, "un gobierno de mayoría nacionalista".

Ni Irán ni Al-Sadr respondieron a las peticiones de comentarios.

Categorías
IrakIránNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines