Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los palestinos piden que se defienda la mezquita de Al-Aqsa

Colonos israelíes asaltan la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén el 5 de mayo de 2022 [Mostafa Alkharouf/Anadolu Agency].

En el 53º aniversario del incendio provocado en la mezquita de Al-Aqsa, los grupos de la resistencia palestina pidieron el domingo que se defienda el lugar sagrado contra las violaciones israelíes.

"Las naciones árabes y musulmanas deben asumir su responsabilidad histórica en la protección de Al-Aqsa contra los complots para judaizarla", dijo Hamás. "Jerusalén y Al-Aqsa son el núcleo del conflicto con el enemigo y la brújula para unificar a nuestro pueblo y nación. La ocupación no tiene soberanía ni legitimidad sobre ninguna parte de la mezquita de Al-Aqsa ni de Jerusalén".

Por su parte, el movimiento de la Yihad Islámica llamó a los palestinos a seguir defendiendo la mezquita de Al-Aqsa "por todos los medios". Subrayó que "la resistencia en todas sus formas es la clave para defender Jerusalén, que seguirá siendo árabe e islámica".

La mezquita de Al-Aqsa fue incendiada por un extremista cristiano australiano, Denis Michael Rohan, el 21 de agosto de 1969. El incendio destruyó varias partes de la histórica mezquita, incluido un púlpito de madera y marfil de 1.000 años de antigüedad que data de la época de Salahuddin Al-Ayyubi.

LEER: La OLP abre las puertas de sus oficinas a los grupos de derechos cerrados por Israel

También destruyó el mihrab del califa musulmán Omar Bin Al-Khattab, junto con grandes secciones del interior fuertemente ornamentado de la mezquita y la cúpula de madera dorada.

Dos días después del ataque, Rohan fue detenido por las autoridades israelíes, que dijeron que padecía una grave enfermedad mental. Finalmente fue deportado a su Australia natal.

La mezquita de Al-Aqsa es el tercer lugar más sagrado del mundo para todos los musulmanes.

Categorías
IsraelNoticiasPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines