Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Grabaciones muestran a la policía egipcia expulsando a los habitantes de la isla de Warraq de sus casas mientras avanzan sus planes urbanísticos

Policía egipcia, 30 de diciembre de 2019 [MOHAMED EL-SHAHED/AFP vía Getty Images].

La policía egipcia ha detenido a 23 manifestantes mientras protestaban contra la destrucción de sus casas en la isla de Al-Warraq, en El Cairo.

En los vídeos publicados en Internet se puede ver a los vecinos lanzando piedras a los antidisturbios con el aire lleno de gases lacrimógenos.

La isla ha estado en el centro de los planes del gobierno egipcio para marcar los barrios pobres, demolerlos y rediseñarlos para convertirlos en zonas residenciales y centros turísticos deslumbrantes.

Las imágenes compartidas en Internet muestran a las autoridades entrando en las casas de la gente y sacando a los residentes durante los desalojos forzosos.

Los comentarios en las redes sociales dicen que la policía ha detenido el único transbordador que llevaba a los residentes a la isla y desde ella.

Varios usuarios de las redes sociales han comparado los acontecimientos que tienen lugar en la isla de Al-Warraq con la ocupación israelí de Palestina, donde los desalojos son habituales.

A finales de julio, los medios de comunicación estatales de Egipto informaron de que el Servicio de Información del Estado había dado a conocer los planes de desarrollo de 17.500 millones de libras egipcias (880 millones de dólares) para la isla de Al-Warraq, que pasará a llamarse Horus.

LEER: Al menos 41 muertos al incendiarse una iglesia en Egipto

Los planes incluían ocho zonas residenciales, un mirador sobre el río Nilo, dos puertos y un parque.

El Ministerio de Vivienda de Egipto anunció que había recuperado el 71% de la isla y que ahora pertenecía al Estado tras haber desalojado a los "ocupantes ilegales."

El desplazamiento de la isla comenzó en 2017, cuando la policía asaltó las casas de los residentes con el pretexto de que estaban construidas en terrenos de propiedad estatal.

Los medios de comunicación estatales de Egipto anunciaron que una empresa emiratí tenía planes para desarrollar la isla tras firmar un contrato con el gobierno egipcio en 2013.

Los residentes se manifestaron, insistiendo en que tenían pruebas legales de que eran propietarios de sus casas y de que sus familias habían vivido allí durante cientos de años.

Las personas a las que se les ofreció una indemnización dijeron que estaba muy por debajo del valor de mercado.

Las autoridades egipcias llevan años demoliendo barrios residenciales en El Cairo y en todo Egipto con el pretexto de que fueron adquiridos ilegalmente.

En febrero evacuaron a los residentes de los barrios de Al-Jayara, Hosh Al-Ghajar, Al-Sukar y Al-Lemon, en el Viejo Cairo, para construir un proyecto de turismo, cultura y entretenimiento.

Un mes más tarde, las autoridades demolieron los barrios sexto y séptimo de Nasr City para construir nuevas torres residenciales.

En junio, la noticia de que las famosas casas flotantes del Nilo iban a ser demolidas y remolcadas saltó a los titulares internacionales, y los angustiados propietarios hicieron llamamientos en Internet para salvar las embarcaciones.

Las autoridades confiscaron los barcos alegando que eran viviendas sin licencia y no ofrecieron a los propietarios ninguna compensación.

Categorías
EgiptoNoticias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines