Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Washington advierte a Túnez de que la nueva Constitución podría comprometer los derechos humanos

Los tunecinos depositan sus votos en la escuela primaria Nahj al-Qairawan para el referéndum sobre una nueva Constitución presentada por el presidente Kais Saied en Ben Arous, Túnez, el 25 de julio de 2022 [Yassine Gaidi/Anadolu Agency].

El Departamento de Estado de Estados Unidos advirtió el martes que la nueva constitución tunecina podría "comprometer" los derechos humanos y fundamentales en el país norteafricano. Ayer se celebró un referéndum sobre el borrador del documento a instancias del presidente Kais Saied, que tendrá un poder casi absoluto en Túnez si es apoyado por la mayoría de los ciudadanos que votaron.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo a los periodistas que a Estados Unidos le preocupa que "el debilitamiento de los controles y equilibrios en la nueva Constitución de Túnez pueda comprometer la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales". Subrayó la necesidad de respetar el principio de separación de poderes y de que la ley electoral sea completa y transparente.

El presidente de Túnez, Kais Saied, está desangrando el país - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Price también dijo que Washington conocía la preocupación de las organizaciones de la sociedad civil y de los políticos por la falta de un "proceso inclusivo y transparente y el escaso margen para un auténtico debate público durante la redacción de la nueva constitución."

Saied presentó el nuevo proyecto de Constitución como una alternativa a la de 2014 en el marco de una hoja de ruta y unas "medidas de emergencia" que anunció el pasado mes de julio y que, supuestamente, terminarán con unas elecciones legislativas en diciembre de este año. Sus opositores califican las medidas que el presidente ha impuesto, incluido el referéndum, como un "golpe de estado" por no haber obtenido la aprobación del pueblo. Los críticos señalan que el 75% de los votantes boicotearon ayer el referéndum.

Según el Partido de los Trabajadores de Túnez, el país entrará ahora en una nueva fase de "agitación política y social". El partido de izquierdas añadió que "esto agravará la crisis económica y financiera, cuyo precio lo pagará la clase trabajadora que lucha y se empobrece, sufriendo como consecuencia de la aplicación de lo dictado por las instituciones financieras internacionales."

Ghannouchi: el referéndum fue una "farsa" rechazada por el 75% de los tunecinos

 

Categorías
ÁfricaNoticiasRegiónTúnez

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines