Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Abbas aprueba un statu quo alterado tras la visita de Biden

El presidente estadounidense Joe Biden (izq.) y el presidente palestino Mahmoud Abbas (der.) ofrecen una conferencia de prensa conjunta en Belén, Cisjordania, el 15 de julio de 2022. [Presidencia Palestina - Anadolu News Agency]

Los balbuceos del líder de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, durante la visita del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a Israel y a la Cisjordania ocupada no han conseguido, por supuesto, nada más que afianzar su sometimiento al colonialismo israelí. "Nuestra confianza en usted y en su administración es muy grande", dijo Abbas a Biden. "Y le aseguramos nuestra disposición a trabajar con usted, mano a mano, para lograr una paz amplia y justa basada en la legitimidad internacional y en la Iniciativa de Paz Árabe y los acuerdos firmados entre nosotros e Israel".

A su vez, Biden podría haber estado jugando con las escasas peticiones de los funcionarios de la AP cuando dijo que "debe haber un horizonte político que el pueblo palestino pueda realmente ver o al menos sentir. No podemos permitir que la desesperanza nos robe el futuro por el que tantos han trabajado durante tanto tiempo".

Si el futuro ya ha sido definido por el Plan de Partición de la ONU de 1947, ¿de qué futuro está hablando Biden? Hay que poner fin al constante bombardeo de discursos sin sentido que no prometen nada a los palestinos en términos de política y derechos. Si la AP fuera realmente representativa de Palestina y del pueblo palestino, habría encontrado la forma de contrarrestar al menos el discurso de Biden.

Haciéndose eco de los perpetuos lamentos de Israel, el presidente estadounidense dijo que "el terreno no está maduro en este momento para reiniciar las negociaciones". Refiriéndose a los Acuerdos de Abraham, declaró: "Podemos aprovechar ese mismo impulso para revigorizar el proceso de paz entre el pueblo palestino y los israelíes".

LEER: La "Declaración de Jerusalén" de Biden no es un camino directo hacia una "infraestructura regional sólida"

Nadie cree a Biden, por supuesto, ni siquiera Abbas. Pero, ¿qué mejor manera de que la AP exista en tiempo prestado que elogiar al autor de la apropiación colonial de tierras y a su cómplice internacional?

 

La primera visita de Biden a Oriente Medio - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente]

"La mejor manera de alimentar la llama de la esperanza es demostrar que las cosas pueden ir mejor", dijo Biden a Abbas, mientras le recordaba que su administración ha reanudado la ayuda humanitaria a los palestinos. Pregúntale al pueblo palestino si la llama de la esperanza en la retórica de Estados Unidos y la AP significa algo más que la capitulación a las demandas coloniales. Llevan meses diciendo que la dependencia económica de los actores internacionales está disminuyendo toda perspectiva de autonomía política.

De mucha mayor consecuencia fue la reiteración de Biden de que Jerusalén es la capital de Israel, afirmando una vez más que su administración está operando bajo el legado de su predecesor, Donald Trump. La AP no está dispuesta a discutir o incluso a reconocer el hecho de que, a pesar de la supuesta adhesión de Biden al compromiso de dos estados, los Acuerdos de Abraham están teniendo prioridad; no sólo para la administración de Biden, sino también dentro de la comunidad internacional.

Si las negociaciones sobre los dos Estados, por muy inútiles que sean, se comparan ahora con los Acuerdos de Abraham, significa que hay incluso un cambio en lo que realmente parece una hipotética "solución" de dos Estados. Por supuesto, la versión difundida seguirá siendo la de dos estados para dos pueblos, suponiendo una igualdad inexistente. Pero si los Acuerdos de Abraham están determinando la fachada y la farsa de cualquier negociación, la AP haría bien en reflexionar sobre cómo está respaldando un statu quo que ha cambiado drásticamente de un paradigma caduco a uno que puede ser manipulado para adaptarse a los actuales intereses de apartheid del estado sionista y colono-colonial.

LEER: Biden terminó su gira por Oriente Medio sin un solo logro importante

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines