Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Arabia Saudí está en conversaciones para comprar participaciones en Aston Martin

Un automóvil Aston Martin Lagonda Ltd. Vantage se expone el 14 de agosto de 2019 [Kiyoshi Ota/Bloomberg/Getty Images].

Arabia Saudí está en conversaciones con Aston Martin para adquirir participaciones en el negocio de la firma. El emblemático fabricante británico de coches de lujo busca fondos para su próxima gama de automóviles. Según el Financial Times, Aston Martin tenía una deuda de más de mil millones de dólares a finales de marzo y espera pagar unos 156 millones de dólares en intereses de la deuda este año.

Con el aumento de la deuda y la caída de las ventas, la empresa está buscando nuevas fuentes de financiación para su próxima generación de vehículos, clave para la supervivencia de la compañía. Esto incluye la próxima generación de coches deportivos y su primera incursión en los vehículos eléctricos, en un momento en el que el negocio está cargado de deudas y no produce efectivo neto.

El Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudí (PIF), un brazo del Estado dirigido por el príncipe heredero, Muhammed Bin Salman, se dice que está en conversaciones para tomar una nueva participación en el negocio que podría valer 240 mil millones de dólares, según cuatro personas citadas en el FT. PIF ya tiene participaciones en Lucid Motors y McLaren.

Las conversaciones entre Aston Martin y PIF suponen un giro respecto a la posición declarada públicamente por la empresa en febrero, cuando su presidente y propietario, Lawrence Stroll, insistió en que el negocio no necesitaba financiación adicional. "Permítanme ser muy claro: no necesitamos dinero", dijo entonces, según el FT.

LEER: España acusa a Argelia de cortar sus relaciones comerciales en plena crisis diplomática

La compra de participaciones en Aston Martin por parte de Riad supondrá una importante adición a la cartera del Reino. El FPI se ha aventurado en todos los sectores importantes para realizar compras emblemáticas, como la polémica venta del club de fútbol Newcastle United.

Estas compras forman parte del impulso del príncipe heredero Bin Salman hacia la modernización y el fin de la fuerte dependencia del Reino del petróleo. Pero sus motivaciones no son puramente económicas dicen los críticos, señalando lo que dicen es la agenda de Riad de lavar sus abusos de derechos humanos a través del deporte y la adquisición de marcas globales conocidas.

Categorías
Arabia SauditaNoticiasReino UnidoSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines