Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los sudaneses del sur exigen más ayuda alimentaria para hacer frente a niveles de hambre sin precedentes

Campo de refugiados en una aldea del condado de Ayod, Sudán del Sur, el 6 de febrero de 2020 [TONY KARUMBA/AFP/Getty Images].

Los desplazados internos de los campos de Sudán del Sur exigen más ayuda alimentaria para hacer frente a unos niveles de hambre sin precedentes, después de que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU suspendiera la asistencia debido a la grave escasez de fondos, informa la Agencia de Noticias Anadolu.

Según el último informe de la iniciativa de Clasificación Integrada de la Fase de Seguridad Alimentaria (CIF), alrededor de 7,74 millones de personas en Sudán del Sur, o cerca del 60% de la población, se enfrentarán a un hambre severa en el momento álgido de la temporada de escasez, entre junio y agosto.

La temporada de escasez, el periodo entre cosechas en el que los hogares se quedan sin alimentos almacenados, suele producirse entre marzo y agosto, según el portal web The New Humanitarian.

El PMA estaba a punto de proporcionar ayuda alimentaria a la mitad de estas personas, pero con la escasez de fondos, se suspendió la ayuda a casi un tercio de ellas, aumentando el riesgo de inanición para 1,7 millones de personas.

Dau Akoi Jurkuch, presidente del campamento de desplazados internos de Mangala, que alberga a 40.000 personas desplazadas internamente, dijo que la suspensión supuso una conmoción para los residentes porque los que están en el campamento sufren inseguridad alimentaria.

"Teniendo en cuenta la evaluación global (del PMA) sobre la seguridad alimentaria, hacemos un llamamiento al gobierno de la República de Sudán del Sur para que apoye a los desplazados internos de Mangala y también para que siga presionando a la ONU o al PMA para que sigan proporcionando la ayuda", dijo Jurkuch a la Agencia Anadolu.

LEER: La Unión Africana pide una investigación tras la muerte de decenas de personas en la frontera terrestre entre Marruecos y España

"Ahora estamos tratando de informar a los desplazados internos para que cultiven, al menos para que tengan algo complementario a los alimentos proporcionados por el Programa Mundial de Alimentos", dijo.

"En realidad, somos conscientes de la crisis del mundo, y sabemos que el PMA también tiene escasez de fondos, pero los desplazados internos no tienen otras oportunidades de conseguir alimentos. La situación será peor. No tienen nada para mantenerse, aparte de la ayuda".

Nyapur Koang, madre de cuatro hijos que vive en el campamento de la ONU, dijo que, debido a la suspensión de la ayuda alimentaria por parte del PMA, no les será fácil conseguir alimentos, ya que dependen de la ayuda.

Afirmó que es hora de que el gobierno de Sudán del Sur estudie detenidamente las necesidades de la población de Sudán del Sur, ya que el PMA ha cortado la ayuda.

"Llevamos mucho tiempo aquí. Necesitamos que prevalezca la paz para poder centrarnos en reconstruir nuestros medios de vida", añadió.

La agencia alimentaria dijo que la inseguridad alimentaria generalizada está impulsada por los conflictos, la pandemia de coronavirus, las inundaciones, la sequía y el aumento de los precios de los alimentos, que ha empeorado debido a la guerra en Ucrania.

Adeyinka Badejo, director en funciones del PMA en Sudán del Sur, dijo recientemente que las necesidades humanitarias están superando con creces la financiación recibida en 2022, y señaló que si la brecha continúa, también aumentarán los problemas más costosos, como el aumento de la mortalidad, la malnutrición y las enfermedades.

"Estamos extremadamente preocupados por el impacto de los recortes de fondos en los niños, las mujeres y los hombres que no tendrán suficiente para comer durante la temporada de escasez. Estas familias han agotado completamente sus estrategias de supervivencia. Necesitan ayuda humanitaria inmediata para poner comida en la mesa a corto plazo y para reconstruir sus medios de vida y su capacidad de recuperación para hacer frente a futuras crisis", dijo.

El PMA dijo que había agotado todas las opciones antes de suspender la asistencia alimentaria, incluida la reducción a la mitad de las raciones en 2021, dejando a las familias con menos alimentos.

Advirtió que las últimas reducciones también afectarán a 178.000 niños en edad escolar, que dejarán de recibir las comidas escolares diarias, una red de seguridad crucial que ayuda a mantener a los niños sursudaneses en la escuela para que aprendan y crezcan.

El ministro de Asuntos Humanitarios y Gestión de Catástrofes, Peter Mayen Majongdit, dijo que el anuncio del PMA sobre los recortes es una triste noticia para más de un millón de personas que necesitan urgentemente ayuda alimentaria.

Majongdit dijo que el vacío dejado por los recortes de ayuda es enorme y que el gobierno no tiene otra opción que atender a sus ciudadanos.

Dijo que la situación se agravará, ya que el gobierno tiene ahora la tarea de presionar para obtener recursos para atender a su pueblo.

"El gobierno está dispuesto a asumir la responsabilidad de proporcionar servicios y ayuda a los necesitados, al tiempo que insta a las personas de buena voluntad a que extiendan sus manos para ayudar a los necesitados del país", dijo.

Categorías
NoticiasPMASmall SlidesSudán del Sur

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines