Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Alayet bandora (tomates fritos)

'Siempre me sorprende cómo con ingredientes tan sencillos se puede hacer un plato tan delicioso y equilibrado'

Como madre ocupada con tres hijos, a veces compro productos y me olvido de ellos, sólo para que se ablanden, lo que me lleva a buscar formas de utilizarlos. El Alayet bandora, que se traduce como tomates fritos o salteados, es una de mis recetas favoritas para aprovechar los tomates blandos y maduros.

Este plato es muy popular en el Levante, pero se cree que tiene su origen en Jordania, en el valle del Jordán, conocido como el granero de Jordania. Gran parte de los productos de la región se cultivan en esta fértil zona. Este plato es muy popular durante los viajes de acampada porque los ingredientes son fáciles de transportar, no se estropean rápidamente y el plato es súper fácil de hacer, por no mencionar que es absolutamente delicioso.

Siempre me sorprende cómo con ingredientes sencillos se puede hacer un plato tan delicioso y equilibrado. Los tomates ácidos y afrutados combinan bien con el ajo y el calor de los chiles, y la menta une todos los sabores. Me gusta cocinar mis tomates con la piel, ya que me gusta la textura y los nutrientes añadidos, pero si lo prefiere, puede pelar fácilmente sus tomates haciendo una pequeña x en la parte inferior de cada tomate y poniéndolos en un recipiente con agua hirviendo durante aproximadamente un minuto. Póngalos en agua fría y retire la piel de cada tomate antes de cortarlo en trozos grandes. La adición de chiles es opcional, pero si le gusta el calor, es definitivamente recomendable. El plato se prepara en cuestión de minutos y, una vez listo, se puede acompañar con un poco de pan de pita y disfrutarlo para el desayuno, el almuerzo o la cena con una guarnición de patatas fritas caseras; créame, no querrá perderse esta deliciosa combinación.

Ingredientes

Para 4 personas

3 cucharadas de aceite de oliva

8 tomates maduros, cortados en trozos grandes

6-8 dientes de ajo, triturados

Chiles al gusto

Sal y pimienta

Menta seca

Instrucciones

  1. En una sartén grande, calentar el aceite de oliva y añadir el ajo.
  2. Una vez que el ajo esté en su punto, añadir los tomates, la sal y la pimienta. Cocinar a fuego medio hasta que los tomates empiecen a ablandarse.
  3. Añada las guindillas y la menta seca y siga cocinando, utilizando la cuchara de madera para deshacer los tomates.
  4. Cocine durante 10 minutos o hasta que los tomates estén blandos, pero todavía tengan algo de textura.
  5. Poner en una fuente para servir y acompañar con pan de pita caliente y patatas fritas caseras y ¡a disfrutar!
Categorías
Sírvase Usted MismoSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines