Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Líbano advierte a Israel de no "invadir" su riqueza marítima

El primer ministro libanés designado, Najib Mikati, llega a la primera reunión del gabinete en el palacio presidencial de Baabda, al este de la capital, Beirut, el 13 de septiembre de 2021. [ANWAR AMRO/AFP vía Getty Images]

Líbano advirtió ayer a Israel de que no "invada" su riqueza marítima tras la llegada a la zona del buque de producción flotante, almacenamiento y descarga (FPSO) de la empresa griega Energean Power, informó el diario jordano Assabeel.

La plataforma llegó a la zona marítima, disputada por Israel y Líbano, para realizar excavaciones en el yacimiento de gas natural de Karish.

Los medios de comunicación israelíes informaron de que buques de la marina, incluidos submarinos y la Cúpula de Hierro, participarían en la protección de la plataforma.

Según Showcast, Energean dijo que comenzaría inmediatamente las operaciones de enganche y puesta en marcha, incluyendo la instalación de elevadores y puentes, así como la puesta en marcha del gasoducto de venta.

"Se esperan entre tres y cuatro meses de trabajos de puesta en marcha antes del primer gas, que sigue estando previsto para el tercer trimestre del año".

El primer ministro libanés, Najib Mikati, declaró que Israel está "invadiendo la riqueza marítima de Líbano e imponiendo un hecho consumado en una zona disputada", y calificó la medida israelí de "extremadamente peligrosa".

LEER: Hezbolá advierte que no permitirá que Israel opere en el yacimiento de gas de Karish

Mientras tanto, el presidente Michel Aoun advirtió a Israel de que no debe perforar el campo de gas natural de Karish. En un comunicado, el presidente dijo que había discutido el asunto con Mikati y pidió a la dirección del ejército que le mantuviera informado sobre la plataforma.

"Cualquier acción o actividad en la zona en disputa representa una provocación y un acto hostil", decía el comunicado de la presidencia libanesa. Añade que siguen existiendo conversaciones mediadas por Estados Unidos para resolver la disputa de la frontera marítima entre Líbano e Israel.

Hezbolá ha advertido previamente a Israel de que no inicie ninguna operación en la zona en disputa antes de que se alcance un acuerdo.

La zona en disputa se estima en 860 kilómetros cuadrados, según un mapa registrado en las Naciones Unidas en 2011.

En 2020, Líbano exigió una superficie adicional de 1.430 kilómetros cuadrados, señalando que la zona en disputa no es de 860 kilómetros cuadrados, sino de 2.290 kilómetros cuadrados. Israel rechazó esta propuesta y suspendió las conversaciones.

Karish contiene 1,4 trillones de pies cúbicos de gas probado y probable, lo que podría suponer un cambio de juego para Líbano, que sufre una crisis económica crónica y ajustada.

Categorías
IsraelLíbanoNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines