Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La policía iraní dispara y lanza gases lacrimógenos para dispersar las protestas por el derrumbe de un edificio

Una imagen muestra el derrumbe de un edificio de diez plantas, mientras continúan las operaciones de rescate en la ciudad suroccidental de Abadan el 24 de mayo de 2022 [TASNIM NEWS/AFP via Getty Images].

La policía iraní utilizó gases lacrimógenos y realizó disparos al aire para dispersar otra noche de protestas por el mortal derrumbe de un edificio en la ciudad suroccidental de Abadán, que las autoridades atribuyen a la corrupción y a la falta de seguridad, según informaron la agencia de noticias Fars y las redes sociales y Reuters.

Las autoridades de la región petrolera de Juzestán, donde se encuentra Abadán, dijeron que el número de víctimas mortales había aumentado a 29 personas y que otras 37 habían resultado heridas en el derrumbe del edificio residencial y comercial de 10 plantas ocurrido el lunes. Hasta el momento, 13 personas han sido detenidas por infracciones en la construcción, dijeron.

Las autoridades que investigan la catástrofe han detenido a los alcaldes actual y pasado de Abadan y a varios otros empleados municipales, en medio de acusaciones de que se ignoraron las advertencias de seguridad.

El gobierno anunció un día de luto nacional el domingo para honrar a las víctimas del derrumbe, dijeron los medios estatales.

La agencia Fars afirmó que una protesta en Abadan el viernes por la noche se volvió violenta cuando la multitud entró por la fuerza en las ruinas del edificio, donde continuaban las operaciones de rescate. La policía lanzó gases lacrimógenos y disparos de advertencia, dijo.

LEER: Irán incauta dos petroleros griegos a raíz de la disputa por la apropiación de crudo por parte de EE.UU. en Grecia

Las imágenes difundidas en las redes sociales mostraban a la gente corriendo para ponerse a cubierto. Se oían gritos de "No disparen, no disparen" y el sonido de los disparos. Reuters no pudo autentificar las imágenes de forma independiente.

Un vídeo no verificado de la ciudad portuaria de Khuzestan, Mahshahr, mostraba a los manifestantes gritando: "robaron el petróleo y el gas, se llevaron nuestra sangre".

También se han celebrado marchas en solidaridad con las protestas de Abadán en varias zonas cercanas de Juzestán, así como en Shahin Shahr, en el centro de Irán, y en la ciudad sureña de Shiraz, según otras publicaciones no verificadas en las redes sociales.

El vicepresidente primero, Mohammad Mokhber, declaró el viernes a la televisión estatal que creía que la "corrupción generalizada" entre el constructor, el contratista y los organismos supervisores era la responsable del desastre.

Al igual que en anteriores protestas por la subida de los precios de los alimentos, los residentes han denunciado la interrupción de los servicios de Internet, un aparente intento de impedir el uso de las redes sociales para organizar concentraciones y difundir vídeos. Los funcionarios niegan haber bloqueado el acceso a Internet.

Categorías
IránNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines