Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

EE.UU. advierte que una nueva operación militar de Turquía en Siria amenazaría la estabilidad regional

El portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Ned Price, en Washington, DC, el 18 de agosto de 2021 [ANDREW HARNIK/POOL/AFP vía Getty Images].

Estados Unidos ha advertido que una nueva operación militar turca en el norte de Siria causaría inestabilidad regional, amenazando con condenar tal medida y con una escalada en el conflicto.

En una rueda de prensa celebrada ayer, el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Ned Price, declaró que "estamos profundamente preocupados por los informes y las discusiones sobre un posible aumento de la actividad militar en el norte de Siria y, en particular, por su impacto en la población civil de esa zona."

La declaración se produjo después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunciara el lunes que Ankara lanzaría una nueva ofensiva militar en el norte de Siria en un esfuerzo por hacer retroceder al grupo militante kurdo, las Unidades de Protección Popular (YPG), y asegurar la "zona segura" de 30 km para asentar al menos un millón de refugiados sirios que residen en Turkiye.

El gobierno turco considera que las YPG y otras milicias kurdas afiliadas, como las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), son grupos terroristas debido a sus presuntos vínculos directos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización designada como terrorista que opera en Turquía y en la región.

A pesar de la preocupación de Ankara por el hecho de que las milicias del otro lado de la frontera en Siria supongan una amenaza para la seguridad nacional, Estados Unidos y su ejército han colaborado estrechamente con las YPG y las SDF y las han respaldado durante los últimos cinco años para combatir al grupo terrorista Daesh.

"Reconocemos las legítimas preocupaciones de seguridad de Turquía en su frontera sur, pero cualquier nueva ofensiva socavaría aún más la estabilidad regional y pondría en riesgo las fuerzas estadounidenses y la campaña de la coalición contra el ISIS [Daesh]", dijo Price.

LEER: Israel legaliza un asentamiento en Hebrón

También pidió a Turquía que cumpla con una declaración conjunta hecha en octubre de 2019, que estableció un alto el fuego y supuestamente garantizó el cese de las operaciones militares y las ofensivas en el noreste de Siria. "Condenamos cualquier escalada. Apoyamos el mantenimiento de las actuales líneas de alto el fuego", dijo el portavoz.

A pesar de estos llamamientos, Estados Unidos no ha logrado cumplir las promesas que hizo de que las YPG y las SDF se retirarían a 30 km de la frontera turca para dejar espacio a la zona segura.

Según la agencia de noticias Reuters, el miembro senior de política del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, Aslı Aydıntaşbaş, dijo que la amenaza de relanzar una ofensiva militar -después de tres ofensivas anteriores- en el noreste de Siria es parte de la estrategia de Erdogan para poner a prueba a sus compañeros aliados de la OTAN y presionarlos para que se acomoden a los intereses de la política exterior turca.

"El estilo de Erdoğan para hacer frente a los desafíos internacionales es subir la apuesta - y casi siempre funciona para hacer que los aliados de la OTAN parpadeen", dijo. "Funcionó en el Mediterráneo oriental y en Siria en el pasado - por qué no intentarlo de nuevo".

Si Ankara lanza efectivamente una nueva ofensiva militar a través de la frontera con Siria, podría no irle bien a sus relaciones con Washington, que apenas han comenzado a mejorar. Bajo la administración del ex presidente estadounidense Donald Trump, con el que Erdogan estableció una relación, Turquía parecía ser capaz de hacer tales movimientos sin demasiadas consecuencias paralizantes.

Sin embargo, bajo la actual administración del presidente Joe Biden, hay poco de esa compenetración o entendimiento, lo que lleva a muchos a creer que Turquía podría ser objeto de sanciones más severas por parte de Estados Unidos y otras naciones occidentales. Tales medidas llegarían sólo unas semanas después de que el Reino Unido levantara sus prohibiciones de exportación de armas a Turquía, algo que, según se informa, también está considerando Canadá.

Categorías
NoticiasSiriaSmall SlidesTurquíaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines