Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Se está convirtiendo la OTAN en una "alianza en la que nunca se pone el sol"?

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la sede de la OTAN en Bruselas, Bélgica, el 15 de marzo de 2022 [Dursun Aydemir/Anadolu Agency].

El informe titulado "OTAN 2030: Unidad para una nueva era", que se debatió en la cumbre de líderes de la OTAN celebrada en Bruselas el 14 de junio de 2021, puso de manifiesto la entrada en vigor de un nuevo concepto en la historia de la alianza. El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció decisiones concretas en ocho áreas clave.

La quinta de estas decisiones declaraba que la alianza "intensificaría su labor para preservar el orden internacional basado en normas y, para ello, reforzaría las asociaciones con Australia, Japón, Nueva Zelanda y Corea del Sur en Asia-Pacífico".

Esta declaración puso de manifiesto la idea de que los objetivos de expansión de la OTAN hacia el este pretendían incluso superar a Rusia y llegar a China. A medida que se acerca la cumbre de la OTAN en Madrid, donde se dará la respuesta a esta pregunta, los acontecimientos relativos a la guerra en Ucrania señalaron que la OTAN está a punto de cambiar de concepto y de paradigma. La OTAN se prepara para incorporar nuevos miembros a su cuerpo, al tiempo que aumenta su dominio en el mundo con las nuevas alianzas desarrolladas por Estados Unidos y el Reino Unido. La OTAN se está convirtiendo en una organización en la que nunca se pone el sol, como lo que fue el Imperio Británico.

¿Por qué la OTAN no completó su misión tras el final de la Guerra Fría?

La Alianza del Atlántico Norte fue diseñada en 1949 como una organización de defensa que protegería permanentemente a Europa Occidental de la amenaza de una fuerza totalitaria, como Alemania. La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) fue la razón principal de la existencia de la alianza durante la Primera Guerra Fría. Con la desintegración de la URSS y después de que el Pacto de Varsovia dejara de tener efecto, la pregunta de "¿Qué necesidad hay de la OTAN si ya no existe la amenaza del comunismo?" pasó a primer plano, incluso en el mundo occidental. El "Sexto Concepto Estratégico", publicado en Washington en 1999, puso las primeras piedras del punto de inflexión alcanzado por la alianza en la actualidad. Con la adopción del nuevo concepto, la alianza había decidido transformarse en un "proveedor de seguridad global" en lugar de tener una estructura centrada en Europa. Ignorando las voces procedentes de Rusia, se dio el primer paso de expansión "en el camino de la globalización" con la inclusión de Chequia, Hungría y Polonia en la alianza. El ataque terrorista llevado a cabo por la organización terrorista Al-Qaeda el 11 de septiembre de 2001 en territorio estadounidense fue el inicio de un nuevo proceso para la administración de Washington y la globalización de la OTAN. El artículo 5 del Tratado de Washington entró en vigor por primera vez. Así, la lucha contra el terrorismo global se incluyó en las obligaciones de defensa conjunta del Pacto del Atlántico Norte.

LEER: Los talibanes firmarán un acuerdo con Emiratos Árabes para operar sus aeropuertos

Aunque Turkiye, que lleva luchando contra el terrorismo del PKK desde la década de 1980, exigió que este artículo entrara en vigor también para ella, los miembros de la OTAN, entre ellos Francia, Italia, Grecia, Bélgica, Países Bajos, Alemania y Dinamarca, han abrazado a la organización terrorista del PKK durante años. Se defendieron las acciones del PKK contra Turkiye bajo el pretexto de "protestas pacíficas", y se toleró la financiación de los campamentos del PKK en el norte de Irak con el tributo recaudado en estos países. No fue casualidad que Ocalan, el llamado líder del PKK, llamara a la puerta de los miembros de la OTAN, Italia y Grecia, después de tener que abandonar Siria en 1998. La Cumbre de Lisboa de 2010 marcó el inicio de una nueva era en la que se enfatizó el papel global de la alianza hasta 2021. En este periodo de 11 años también se criticó a la OTAN por perder su poder militar.

 

El proceso que lleva a la globalización de la OTAN

Aunque la alianza decidió convertirse en una organización de seguridad global en 1999, no se tomaron medidas al respecto hasta que el Reino Unido abandonó la UE al tomar la decisión del "Brexit" en 2016. Otro paso fundamental fue el cambio de nombre del "Comando del Pacífico" de la Armada estadounidense por el de "Comando Indo-Pacífico" en 2018. Han comenzado los preparativos para que la flota estadounidense-británica patrulle el océano Índico. El anuncio de la Alianza AUKUS, formada por Estados Unidos, Reino Unido y Australia, en septiembre de 2021, constituyó el pilar más crucial de la estructura de seguridad global liderada por la OTAN fuera de Europa. Japón fue invitado a esta alianza en abril de 2022. Por otra parte, EE.UU. inició un proceso para acabar con las relaciones estratégicas entre India y Rusia a través del QUAD (Diálogo de Seguridad Cuádruple) formado con India, Japón y Australia.

Con su movimiento para incluir a India en la Alianza AUKUS, EE.UU. y el Reino Unido pretendían acabar con la dependencia de India de Rusia en la industria de la defensa a corto plazo. El intento de EE.UU. de proporcionar 500 millones de dólares de ayuda militar exterior a India, de los cuales el 60% de sus sistemas de armas proceden de Rusia, quedará registrado como uno de los acontecimientos importantes que cambiarán los equilibrios geopolíticos en 2022. Si se cumple este objetivo, la India, que ha adquirido el sistema de defensa antimisiles S-400 de Rusia, será el país que más ayuda militar reciba de Estados Unidos, después de Israel y Egipto.

LEER: Erdogan exige concesiones para respaldar el ingreso de Suecia y Finlandia en la OTAN

El "Foro Energético del Mediterráneo Oriental", que primero se inició como un proyecto de cooperación energética y luego adquirió un carácter militar, así como los acuerdos de seguridad firmados por el Reino Unido con Polonia y Ucrania el 17 de febrero, y con Suecia y Finlandia el 11 de mayo, pueden citarse como ejemplos de los pasos de la alianza regional de la OTAN para ampliar su esfera de influencia con la ayuda del Reino Unido y Estados Unidos.

Si observamos los acontecimientos desde esta amplia perspectiva, vemos que la alianza experimentará un amplio cambio de paradigma en la Cumbre de Madrid de 2022. En este punto, Turkiye nos recuerda que el nuevo paradigma que se construya debe servir a los propósitos de toda la alianza, y no sólo al dúo Estados Unidos-Reino Unido.

La demanda de Turquía es muy clara

La demanda de Turquía para la adhesión a la OTAN de Suecia y Finlandia, que salió a la luz con la guerra de Ucrania, es muy clara. Turquía exige que la alianza adopte una postura común contra el terrorismo que tiene como objetivo el país, al igual que el artículo 5 se puso en práctica cuando Estados Unidos se convirtió en el objetivo de un ataque terrorista el 11 de septiembre de 2001.

Durante 40 años, Turquía se ha esforzado por mantener viva la alianza, pero sus "aliados" han acogido a las organizaciones terroristas ASALA, PKK, DHKP-C y FETO, eximiéndolas de ser juzgadas e incluso ayudándolas con armas, además de intentar darles legitimidad política. Sin embargo, con un cambio de paradigma tan amplio en la agenda, esta relación desigual dentro de la alianza ya no es sostenible.

En los archivos se pueden encontrar los nuevos informes de los medios de comunicación sobre las reuniones de la ministra de Asuntos Exteriores sueca, Ann Linde, y del ministro de Defensa, Peter Hultqvist, con los llamados representantes militares y políticos de la organización terrorista PKK/YPG en 2021 y 2022 y su acogida en el parlamento sueco. Mientras estos países imponen un embargo a Turquía en el ámbito de la industria de defensa, se descubren armas de fabricación sueca en los arsenales de la organización terrorista. Después de que salieran a la luz las declaraciones de Turquía, incluida la advertencia de veto, el ministro sueco de Asuntos Exteriores, Linde, amenazó al país diciendo que "los miembros fuertes de la alianza" estaban detrás de ellas. Después de que Ankara mostrara una postura decidida, se defendió diciendo: "Mis palabras fueron malinterpretadas".

LEER: Las negociaciones de la OTAN con Turquía llevarán algún tiempo, afirma Suecia

Por su parte, el ministro de Defensa sueco, Hultqvist, declaró que enviarían una delegación a Turquía para "tratar de entender cuál es el problema". El PKK y sus extensiones, que desplegaron carteles y pancartas de la organización y encendieron antorchas en la calle Kungsatan, en el centro de Estocolmo, al día siguiente de esta declaración, dieron la respuesta necesaria a Hultqvist. El hecho que Hultqvist y otros políticos de Estocolmo, Washington y París, que tienen una mentalidad similar, deben entender es que Ankara no es la dirección a la que hay que ir para entender cuál es el "problema". El lugar al que hay que ir para entender el "problema" es el Congreso de los Estados Unidos, que ha sido prisionero de los lobbies griegos y armenios durante mucho tiempo, y el Parlamento sueco, donde varios grupos están haciendo esfuerzos para que la asamblea adopte la afirmación de que los armenios, asirios, caldeos y pónticos fueron sometidos a un genocidio durante el Imperio Otomano.

Suecia, que ha acogido a todas las organizaciones terroristas antiturcas desde la década de 1970, es la pionera y ejecutora de todas las políticas antiturcas en Europa y ha alentado a otros países en esta dirección. El presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, dijo el 18 de mayo en la reunión del grupo parlamentario del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AK) de Turquía en la capital, Ankara: "Es incoherente que Suecia y Finlandia busquen nuestro apoyo para unirse a la alianza militar cuando proporcionan todo tipo de apoyo a los terroristas del PKK/YPG". Debido a esta política incoherente de Suecia, no parece muy probable que las delegaciones finlandesa y sueca, que se espera que estén en Ankara el lunes, obtengan resultados positivos de sus reuniones con las autoridades turcas.

Las decisiones de la OTAN no deben tomarse de forma precipitada: el ejemplo de GreciaLa aprobación por parte de Turquía del regreso de Grecia al ala militar de la OTAN y la aplicación de esta decisión por parte de la alianza tuvieron lugar en un breve periodo de 45 días tras el golpe militar del 12 de septiembre en el país. Cuando miramos al pasado con la información que tenemos hoy, vemos que las raíces del proceso se remontan a la elección de Jimmy Carter como presidente de Estados Unidos en 1977, y al nombramiento de Kenan Evren como Jefe de Estado Mayor en 1978. Hay ejemplos de que Evren pasó por encima del Primer Ministro, Suleyman Demirel, y de la autoridad política del país, en las decisiones relativas a Grecia justo antes de dar el golpe.

La decisión, que se presentó como una cuestión técnico-militar, se tomó aislándola de la política y la diplomacia y, sin firmar ningún acuerdo por escrito, causó un daño irreparable a Turquía. Una de las primeras acciones del PASOK, dirigido por Andreas Papandreu, que llegó al poder en Grecia en 1981, fue el incumplimiento de las promesas hechas a Turquía tras su regreso al ala militar de la OTAN. Turquía no puede permitirse el lujo de volver a cometer el mismo error, 40 años después, cuando la alianza de la OTAN está experimentando un cambio de paradigma.

Mantener el proceso en suspenso hasta las elecciones parlamentarias que se celebrarán el 11 de septiembre de 2022 en Suecia y reconsiderar la cuestión con el Partido Moderado conservador-liberal, que es más probable que surja como primer partido político en las elecciones, sería la solución más racional para Turquía. El presidente del Partido Moderado, Ulf Kristersson, un ferviente defensor de la pertenencia a la alianza de la OTAN, ha seguido políticas más racionales en relación con Turquía desde que fue elegido líder del partido en 2017. Como ha dicho el primer ministro británico, Boris Johnson, todavía hay mucho tiempo para la adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN, dado que la guerra de Ucrania puede continuar hasta 2023.

(Fuente: Agencia de Noticias Anadolu)

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEuropa y RusiaOrganizaciones InternacionalesOTANRegiónTurquía

Mehmet Emin Cengiz es investigador asociado a Al Sharq Forum.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines