Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Análisis técnico forense del asesinato de Shireen Abu Akleh

Protesta por el asesinato de la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh mientras cubría una incursión israelí en Cisjordania, dentro de los eventos que marcan el 74º aniversario de la Nakba, también conocido como Día de la Catástrofe en 1948, en Londres, Reino Unido, el 14 de mayo de 2022. [Raşid Necati Aslım - Agencia Anadolu]

En relación con la muerte de la periodista palestina Shireen Abu Aqleh, se examinaron y analizaron las siguientes pruebas:

  • Las imágenes disponibles de la escena del crimen.
  • El informe de la autopsia de la víctima emitido por la medicina forense palestina.
  • Los informes de los testigos, incluidos los del personal médico asistente.
  • La ubicación de los combatientes de la resistencia en el momento del asesinato.
  • Todas las posibilidades y ángulos del asesinato de la periodista Shireen Abu Aqleh.

Informe de la autopsia

Los resultados del informe inicial de medicina forense indican que la causa directa de la muerte fue el daño cerebral causado por una bala a gran velocidad. La bala penetró en la cavidad craneal causando un orificio de entrada y luego salió de la cavidad causando otra herida. Al salir, la bala golpeó la cara interna del casco protector, rebotó y se alojó en los tejidos dañados del interior del cráneo.

La bala fue extraída y remitida al laboratorio forense para su análisis detallado y la elaboración de un informe técnico.

Escenario del crimen

Al analizar las fotografías disponibles del lugar del crimen, se comprobó que la trayectoria de la bala que mató a la periodista Shireen Abu Aqleh sólo podía proceder del lugar donde se encontraban las fuerzas israelíes que asaltaban Yenín.

Se alega que la bala pudo haber sido disparada por los combatientes de la resistencia

Tras analizar el lugar donde se encontraban los combatientes de la resistencia y donde tuvo lugar el crimen, se comprobó:

  • que es imposible que las balas de los combatientes de la resistencia huebieran alcanzado el lugar donde estaba Shireen.
  • La trayectoria y el ángulo de la bala muestran que no pudo haberse originado en el lugar donde se encontraban los combatientes de la resistencia.
  • La presencia de barreras fijas y altas impide una línea de visión clara y directa desde donde se encontraban los combatientes de la resistencia.
  • Los edificios de hormigón situados entre la resistencia palestina y el lugar en el que fue asesinada Shireen Abu Aqleh hacen imposible que una bala los atraviese y continúe hasta alcanzar y matar a la víctima.
  • No había otras personas en la zona, que estaba efectivamente bajo control militar israelí, que pudieran haber efectuado el disparo mortal.

LEER: Israel representa la cara más fea del colonialismo brutal

El alcance letal efectivo de las armas que utilizan munición de calibre 5,56 mm es de aproximadamente 400 metros. Del análisis de la naturaleza y la gravedad de la lesión de la víctima, se desprende que la bala fue disparada directamente a media distancia, lo que coincide con la distancia entre la víctima y la fuerza israelí que irrumpió en el campo de Yenín, que es de 150 metros.

Intención criminal

Del análisis de la escena del crimen y de la naturaleza y el lugar del disparo mortal, se concluye que el crimen fue cometido intencionadamente:

  • El lugar de la herida en el cuerpo de la víctima se encuentra entre la chaqueta protectora y el casco, justo debajo de la oreja, una posición sensible y vulnerable sólo para un francotirador experimentado.
  • Las fuerzas israelíes siguieron disparando a todo aquel que intentara rescatarla.
  • El personal de las ambulancias informó de la presencia de signos de disparos en el árbol situado junto al lugar donde fue asesinada la víctima, a la altura del pecho y la cabeza.

El análisis de las imágenes recibidas de la escena del crimen, de las ubicaciones respectivas de la víctima, de las fuerzas israelíes y de los combatientes de la resistencia palestina, de la trayectoria de la bala revelada por el informe de la autopsia y de la escena del crimen, y del propio informe de la autopsia, revela que:

  • La periodista Shireen Abu Aqleh fue expuesta a una sola bala que penetró en la cabeza y la bala volvió a la cabeza después de salir porque golpeó la capa interna del casco.
  • Los disparos no fueron aleatorios, sino más bien focalizados y precisos, lo que se confirma por la convergencia de agujeros en el tronco del árbol que estaba junto al cuerpo de la víctima, Shireen Abu Aqleh.
  • El autor del asesinato de la periodista Shireen Abu Aqleh es, sin duda, el ejército israelí, dada la trayectoria de la bala, la ubicación respectiva de la víctima, de los soldados israelíes y de la resistencia palestina, así como la imposibilidad de que la víctima sea alcanzada por otra parte en un espacio controlado por la ocupación israelí.

El informe aconseja lo siguiente:

  1. La bala extraída del cuerpo de la víctima debe ser examinada y comparada con las armas involucradas en este crimen.
  2. Debe determinarse la identidad del tirador.
  3. Este procedimiento requiere una comisión internacional de investigación con el poder de obligar a la ocupación israelí a entregar las armas que llevaban sus soldados el día del crimen en Yenín.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegión

Yousef AlRantisi es forense palestino con gran experiencia y director del Centro de Derechos Humanos de Gaza. Yousef ha estudiado ciencias forenses en varios países con expertos de Europa, Estados Unidos, Asia, África y Oriente Medio.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines