Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Irán recupera unos objetos históricos tras una batalla legal

Una imagen muestra antigüedades repatriadas desde Suiza expuestas en el Museo Nacional de Irán en Teherán el 16 de abril de 2022 [ATTA KENARE/AFP vía Getty Images].

Una colección de objetos antiguos iraníes ha sido devuelta al Museo Nacional del país tras 40 años de búsqueda y un largo litigio.

Con una antigüedad de casi 3.000 años, 51 piezas vidriadas decoradas fueron fabricadas por el reino de Mannean entre los siglos X y VII a.C., que tenía su sede en el actual noroeste de Irán.

Su descubrimiento y repatriación "es una serie de aventuras increíbles", declaró a la AFP Youssef Hassanzadeh, arqueólogo del museo.

Los elementos, que representan animales antropomórficos como leones, vacas aladas y otras figuras mitológicas, fueron descubiertos por primera vez después de la Revolución Islámica de 1979 por un agricultor llamado Mirza Ali mientras cultivaba su campo. Los ladrillos se habían utilizado para decorar un templo cercano a su pueblo en la provincia de Azerbaiyán Occidental.

Sin embargo, en el caos inicial tras la revuelta política, "la gente saqueaba y vendía ladrillos vidriados, aprovechando la ausencia de control gubernamental", explicó Hassanzadeh.

LEER: Denuncian el robo de "documentos importantes" del coche del ministro de Defensa de Túnez

En 1985, durante los ocho años de la guerra entre Irán e Irak, las autoridades enviaron arqueólogos fuertemente protegidos al yacimiento, pero para entonces los objetos fueron saqueados y sacados del país de contrabando y, como muchos otros objetos robados de Oriente Medio, acabaron en museos y colecciones privadas de todo el mundo.

Según Iran Heritage, los ladrillos acabaron en una cámara acorazada suiza durante décadas y fueron propiedad de una familia iraní antes de que John Curtis, conservador del Museo Británico, los viera en 1991 para adquirir la colección.

Al conocer el origen de los ladrillos, se dice que Curtis aconsejó al Museo Británico y a otros museos europeos que no los compraran y que los devolvieran a Irán. Sin embargo, el propietario iraní de la colección no estaba dispuesto a hacerlo.

Los ladrillos permanecieron en Suiza durante casi dos décadas, hasta que fueron incautados por la policía suiza tras la presión diplomática iraní.

"Bajo la presión del aparato diplomático iraní y la queja oficial del Museo Nacional en 2015... finalmente el 20 de diciembre de 2020, la colección regresó a nosotros", dijo Jebrael Nokandeh, director del Museo Nacional.

Categorías
IránNoticiasSmall SlidesSuiza

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines