Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las fuerzas de ocupación israelíes vuelven a asaltar la mezquita de Al-Aqsa atacando a los fieles

La policía israelí asalta la mezquita de Al-Aqsa el 17 de abril de 2022 en Jerusalén. [Mostafa Alkharouf - Agencia Anadolu]

Grandes grupos de la policía de ocupación israelí irrumpieron esta mañana en los patios de la mezquita de Al-Aqsa en previsión de incursiones masivas de grupos de colonos judíos ilegales. Los fieles musulmanes del Noble Santuario, hombres, mujeres y niños, fueron atacados brutalmente por la policía.

Según la Media Luna Roja, veinte palestinos resultaron heridos como consecuencia de la represión por parte de Israel de las protestas contra las incursiones de los colonos.

La policía sacó por la fuerza a los fieles musulmanes de la mezquita de Al-Aqsa (Qibli) y de la Cúpula de la Roca, dentro del recinto, informó Wafa.

A continuación, los colonos entraron en Al-Aqsa desde la Puerta de los Magrebíes en grupos protegidos por la policía. Recorrieron el Noble Santuario, escucharon charlas sobre el "templo" y realizaron rituales talmúdicos en el lado oriental, frente a la Cúpula de la Roca.

Las fuerzas de ocupación asediaron a los jóvenes dentro de la mezquita de Al-Aqsa y les dispararon balas de goma y botes de gas lacrimógeno. Un anciano resultó herido por una bala de goma. Los periodistas fueron retenidos fuera de la mezquita.

LEER: La mezquita de Al-Aqsa cerrará para los no musulmanes hasta el final del Ramadán

Fuera del santuario, la policía israelí siguió restringiendo a los jerosolimitanos y estableciendo puestos de control dentro de la Ciudad Vieja ocupada y en las carreteras que llevan a las puertas de Al-Aqsa. La policía impidió a muchos musulmanes -tanto palestinos como visitantes extranjeros-, especialmente a los jóvenes, entrar en Al-Aqsa para realizar la oración del alba.

El Departamento de Dotaciones Islámicas de la Jerusalén ocupada informó de que más de 750 colonos irrumpieron hoy en la mezquita. Esto elevó a 3.670 el número total de colonos implicados en las incursiones con motivo de la festividad de la Pascua judía, que comenzó el pasado domingo.

A partir de mañana, durante los últimos diez días del Ramadán, se espera que Israel prohíba a los no musulmanes entrar en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa. En teoría, las incursiones de los colonos no deberían tener lugar durante ese periodo.

Eso no ha impedido a los palestinos condenar las acciones de la policía y los colonos israelíes. "Le decimos al ocupante que si piensa que asaltar Al-Aqsa cambiará el carácter islámico de la mezquita, entonces está delirando", dijo Ismail Haniyeh, jefe del buró político de Hamás. "Al igual que derrotamos la llamada marcha de las banderas, derrotaremos la política de incursiones. La batalla no ha hecho más que empezar".

El Imam de la Mezquita de Al-Aqsa, Sheij Ekrima Sabri, dijo que las fuerzas de ocupación asaltaron la mezquita para encubrir el fracaso de la llamada "marcha de las banderas" y su imposibilidad de llegar a Bab Al-Amud (Puerta de Damasco). El jeque Ikrima declaró esta mañana a Al-Aqsa TV que la ocupación está intentando por todos los medios cambiar la realidad de la mezquita de Al-Aqsa.

Es un hecho que las llamadas "organizaciones del templo" tienen planes para destruir las mezquitas del Noble Santuario de Al-Aqsa y construir un templo para los judíos. Las incursiones periódicas de los colonos protegidos por las fuerzas de seguridad israelíes deben considerarse en ese contexto.

Todos los colonos de Israel y los asentamientos construidos en tierras palestinas en los que viven son ilegales según el derecho internacional.

Categorías
IsraelNoticiasPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines