Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La temporada de Fórmula 1 se inaugura en Arabia Saudí pese a la amenaza de boicot de los pilotos

Los pilotos compiten durante el Gran Premio de F1 de Arabia Saudí en la pista Corniche de 6,1 kilómetros, en Jeddah, Arabia Saudí, el 27 de marzo de 2022. [Ayman Yaqoob - Agencia Anadolu]

La temporada de Fórmula 1 se inauguró el fin de semana con el Gran Premio de Arabia Saudí, pero no sin una gran polémica, ya que los pilotos amenazaron con boicotear la carrera. El malestar y la disconformidad por la decisión de seguir adelante con la carrera a pesar del atentado del viernes a diez millas del circuito ha vuelto a enfrentar las exigencias comerciales con las preocupaciones éticas y de seguridad.

El británico Lewis Hamilton ha sido uno de los pilotos que ha expresado sus serias dudas sobre la celebración de la carrera en el Reino. El siete veces campeón del mundo se mostró muy partidario de cancelar la carrera.

"Estoy deseando salir", dijo Hamilton, visiblemente aliviado de que no se haya producido ningún incidente importante. "Estoy muy contento de que el fin de semana haya terminado. Estoy muy contento de que todo el mundo esté a salvo, estoy deseando salir. Sólo quiero irme a casa".

Una reunión de cuatro horas el viernes por la noche evitó un boicot de los pilotos a la carrera. Aunque se persuadió a los pilotos para que corrieran a pesar de sus preocupaciones, todavía hay serias dudas sobre el futuro del Gran Premio de Arabia Saudí.

LEER: Mick Schumacher sufre un accidente a gran velocidad en la clasificación del GP de Arabia Saudí

"Teníamos muchas garantías de que, por supuesto, sería seguro, pero después de este fin de semana todos los pilotos juntos, hablaremos con la F1 y con los jefes de equipo para ver qué pasa para el futuro", dijo Max Verstappen, que ganó la carrera. El piloto belga-holandés confirmó que el asunto no estaba cerrado y que sus compañeros pilotos volverían a exigir respuestas a la F1 sobre el contrato con las autoridades saudíes, que se dice que está valorado en 900 millones de dólares.

La carrera se celebró a pesar de una serie de atentados perpetrados a sólo 16 kilómetros del circuito en unas instalaciones de Aramco. El movimiento hutí de Yemen reivindicó la autoría y prometió llevar a cabo más ataques "para romper el cerco".

Antes de la carrera del año pasado en el Reino del Golfo, Hamilton expresó su descontento por la decisión de añadir el GP de Arabia Saudí a la temporada de F1. "¿Me siento cómodo aquí? No diría que sí", admitió Hamilton durante una rueda de prensa previa a la carrera. "Pero no es mi elección estar aquí. El deporte ha tomado la decisión de estar aquí".

Se ha hecho común describir la F1 como "El dinero es el rey", y esto fue tendencia en las redes sociales durante el fin de semana. El sencillo mensaje subraya la persistencia del mundo del deporte en dejar de lado las preocupaciones éticas y de seguridad por las ganancias monetarias en lo que se ha conocido como el "lavado deportivo" del dinero contaminado.

Categorías
Arabia SauditaF1NoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines