Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Protección para los palestinos y la complicidad internacional con Israel

Ismail Gulle, jefe de la Asamblea de Exportadores Turcos (TIM), el Encargado de Negocios de la República Turca en Tel Aviv Mehmet Sekerci, Gad Shoshan, Presidente del Consejo de Negocios y de la Cámara de Comercio e Industria de Israel-Turquía, Ami Levin, Director del Departamento Europeo del Ministerio de Economía e Industria de Israel, Ayelet Nahmias-Verbin, Presidente del Instituto de Exportación de Israel y Uriel Lynn, Presidente de la Federación de Cámaras de Comercio de Israel asisten a la reunión de la Delegación Comercial Turquía-Israel en Tel Aviv, Israel el 08 de marzo de 2022. [Mostafa Alkharouf - Agencia Anadolu]

Los llamamientos a la comunidad internacional para que intervenga y proteja al pueblo palestino de la violencia israelí se contraponen siempre a una compleja red de complicidad con la colonización sionista de su tierra. Esta semana, la Liga Árabe pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que asumiera esas responsabilidades, después de que el ejército israelí persistiera en sus asesinatos extrajudiciales de palestinos. Sin embargo, la Liga está comprometida en su apoyo a Palestina. Su complacencia ante los Acuerdos de Abraham de la administración Trump no hizo más que acentuar lo alejada que está la región de la lucha política del pueblo palestino, a pesar de su apoyo retórico.

Los acuerdos de normalización entre Israel y los países árabes acapararon la atención internacional, a pesar de que los países árabes han imitado lo que Occidente logró hace décadas. En el contexto de los acuerdos de normalización, que dan luz verde a la colonización israelí, ¿en qué se basa la Liga Árabe para creer que hace un favor a los palestinos al pedir protección internacional?

Es más fácil centrarse en las violaciones de Israel que en su política, sobre todo porque la ONU ha hecho todo lo posible por construir la contradicción entre denunciar sus abusos de derechos humanos y defender la narrativa de seguridad de Israel. Ambos existen por separado en la retórica internacional, y ambos sirven a un propósito político. Los abusos de los derechos humanos cometidos por Israel, varios de los cuales han sido declarados ahora como crímenes de guerra o pueden llegar a ser crímenes de guerra y contra la humanidad, son enclaustrados dentro del paradigma humanitario por la comunidad internacional, para evitar que los palestinos den voz a sus preocupaciones y derechos políticos. Por otro lado, la comunidad internacional ha adoptado la narrativa de seguridad de Israel como una medida para garantizar la impunidad del Estado colono. Esto significa que pedir protección internacional para los palestinos es una cuestión turbia, teniendo en cuenta que se les impide articular su propia experiencia directamente como una cuestión política y que sus narrativas son continuamente apaleadas para ajustarse a los parámetros de lo que la ONU ya ha dictado para Palestina.

LEER: La Liga Árabe pide protección internacional para los palestinos

Igualmente, los que piden protección internacional deberían echar un vistazo a sus propias agendas y lealtades políticas. ¿Por qué habría de tomarse en serio a la Liga Árabe o a cualquier otra entidad internacional cuando se trata de Palestina, dado que se ha dado prioridad a Israel en los foros internacionales desde su establecimiento en 1948?

Durante su mandato, el ex primer ministro israelí Benjamín Netanyahu declaró en repetidas ocasiones que Palestina ya no es una preocupación apremiante para los países árabes. Varios gobiernos árabes le dieron la razón con su afán de normalizar las relaciones con el Israel del apartheid.

Sin embargo, el hecho es que la propia ONU es cómplice de despojar a los palestinos de sus derechos políticos. Cuando se habla de Palestina, son las resoluciones no vinculantes de la ONU y la retórica las que tienen prioridad sobre los derechos legítimos e inalienables de los palestinos. Si los palestinos necesitan algún tipo de ayuda, la ONU toma la decisión final. Es la misma ONU que decidió apoyar la existencia y expansión colonial de Israel, mientras obliga a los palestinos a mendigar a través de sus instituciones su independencia. El consenso internacional anula las demandas palestinas, lo que a su vez silencia aún más la narrativa palestina. Los llamamientos a la protección internacional reforzarán el statu quo actual y algo peor; bajo el pretexto de pretender protegerlos, se concederá a Israel la cobertura política para oprimir aún más a los palestinos. La realidad es que sólo una forma de protección puede beneficiar al pueblo de la Palestina ocupada: un llamamiento colectivo a la descolonización de su tierra.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestina

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines