Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Líbano: el primer ministro no se presentará a las elecciones parlamentarias de mayo

Lebanese Prime Minister Najib Mikati in Beirut on 28 December 2021 [Lebanese Prime Ministry/Anadolu Agency]

El primer ministro libanés anunció el lunes que no tiene previsto presentarse como candidato a las elecciones parlamentarias previstas para mayo. Najib Mikati dijo en un discurso televisado que desea dejar que la nueva generación hable y defina sus opciones a través de las elecciones, e hizo un llamamiento a los ciudadanos libaneses para que acudan a votar, calificando el proceso de "deber nacional" que no debe descuidarse.

El anuncio de Mikati se produce semanas después de que el ex primer ministro Saad Hariri anunciara que se retira de la política y que su partido Movimiento del Futuro no presentará ningún candidato a las elecciones de mayo. "No hay espacio para ninguna oportunidad positiva para Líbano a la luz de la influencia iraní, la confusión internacional, la división nacional, el sectarismo y el cansancio del Estado", dijo Hariri.

Sin embargo, Hariri sigue siendo considerado el representante más destacado de la comunidad suní en el multisectario Líbano, aunque Mikati procede de Trípoli, la segunda ciudad más grande de Líbano, que es predominantemente suní.

El Líbano fue testigo de un levantamiento popular masivo en octubre, en el que los manifestantes pidieron la caída de la clase política. El pueblo culpa a los políticos de la crisis financiera y económica y de la corrupción que han devastado las instituciones del Estado. Las protestas populares duraron unos meses, pero se han apagado.

Los analistas no esperan que las elecciones parlamentarias supongan ningún cambio importante en la política libanesa, que lleva más de dos años en crisis. La ley electoral, dicen, está hecha a medida para servir a los partidos poderosos y arraigados, lo que la elección no cambiará mucho.

Algunos expertos creen que la ausencia de Hariri de la escena en un país donde el sistema político se basa en cuotas sectarias puede beneficiar a sus oponentes, especialmente al movimiento chiíta Hezbolá. Es probable que Hezbolá apoye a los legisladores suníes cercanos a él, lo que le permitiría controlar la mayoría del parlamento.

LEER: Los oligarcas rusos acuden a Israel para eludir las sanciones occidentales

Categorías
LíbanoNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines