Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La crisis ucraniana hace que el mundo árabe empiece a preocuparse por el suministro de trigo

Yemeníes reciben ayuda alimentaria distribuida por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas en Sanaa, Yemen, el 26 de enero de 2021 [Mohammed Hamoud / Agencia Anadolu].

La invasión rusa de Ucrania podría provocar escasez de pan en algunas partes del mundo árabe, incluido el Yemen, devastado por la guerra, donde millones de personas están ya al borde de la hambruna.

Según un informe especial del Instituto de Oriente Medio (MEI), con sede en Estados Unidos, a principios de esta semana, "la crisis de Ucrania podría desencadenar nuevas protestas e inestabilidad en varios países de Oriente Medio y Norte de África".

La región depende en gran medida de los suministros de trigo de los dos países en conflicto, ya que la mitad de las exportaciones de trigo de Ucrania se dirigen a la región de Oriente Medio y África del Norte y Rusia también proporciona una cantidad significativa de trigo.

"Si una guerra provoca interrupciones en estos suministros, esto podría afectar duramente a países dependientes de las importaciones de alimentos como Egipto, Yemen, Libia, Líbano y otros", añade el informe.

"Entre el aumento de los precios de la energía y los alimentos, la crisis de Ucrania podría desencadenar nuevas protestas e inestabilidad en varios países de Oriente Medio y Norte de África".

LEER: El régimen sirio racionará el trigo debido a la invasión rusa de Ucrania

El año pasado, los resultados publicados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos señalaron que Oriente Medio importó más de 36 millones de toneladas métricas de trigo, la mayoría de las cuales procedían de Rusia y Ucrania. También se prevé que la región aumente su dependencia del grano extranjero, agravada por las lluvias inferiores a la media y las altas temperaturas, que afectan a los rendimientos del trigo en Irán, Irak y Siria.

En Yemen, el pan se considera un lujo para millones de personas, donde la guerra de siete años ha provocado la peor crisis humanitaria del mundo.

"La mayoría de la gente apenas puede permitirse los alimentos básicos", y la guerra en el país sólo "empeorará las cosas", declaró a la AFP Walid Salah, de 35 años, funcionario de la capital, Saná.

Por su parte, David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), dijo que la zona de Ucrania y Rusia proporciona la mitad de los granos de la agencia. La guerra, dijo, "va a tener un impacto dramático".

Según el PMA, 12,4 millones de personas en Siria también están luchando contra la inseguridad alimentaria, que antes del levantamiento de 2011 y la consiguiente guerra civil, era autosuficiente para satisfacer las necesidades de su población, pero ahora tiene que importar alimentos, el año pasado importó 1,5 millones de toneladas de trigo principalmente de Rusia.

El jueves, el Consejo de Ministros de Siria anunció que el país comenzará a racionar sus reservas de trigo y otros productos esenciales y básicos, en medio de la escasez provocada por el conflicto en Ucrania.

Categorías
NoticiasOriente MedioRusiaSmall SlidesUcrania
Show Comments
Show Comments

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines