Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Turquía hace equilibrios entre Rusia y Ucrania

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan el 17 de enero de 2022 [Erçin Ertürk/Anadolu Agency].

Los socios militares-industriales de Turquía están al borde de la guerra. El escenario bélico entre Rusia y Ucrania está poniendo a prueba la política de equilibrio de Turquía, especialmente en la industria de defensa. Ambos países son socios importantes para Turquía en términos de venta y compra de equipos de defensa. Esta situación crea impactos tanto positivos como negativos. En el lado positivo, Turquía está bien situada para desempeñar un papel mediador en esta crisis. Sin embargo, Turquía necesita seguir un buen acto de equilibrio para no perder al país que le suministra su avanzado sistema de misiles de defensa S-400 y el 30% de sus necesidades de gas.

Aunque Ankara mantiene vínculos positivos con Moscú, se opone a las políticas de Rusia en Siria y Libia y a su anexión de la península de Crimea en 2014. Al mismo tiempo, mientras forja una cooperación con Rusia en materia de defensa y energía, Ankara también ha vendido sofisticados drones a Ucrania, lo que ha enfurecido a Moscú.

En 2019, el gobierno ucraniano firmó un acuerdo de 69 millones de dólares con Turquía para adquirir sus drones Bayraktar. Poco menos de un año después, el ministro de Defensa ucraniano y el director general de Baykar -el productor de los drones Bayraktar- firmaron un memorando para establecer un centro conjunto de entrenamiento y mantenimiento en Ucrania. Además, en los últimos meses, Kiev y Ankara han discutido la producción conjunta de buques corbeta, aviones de transporte militar AN-178 y motores de turbina, incluidos los destinados a la aviación militar.

Para entender la postura de Turquía en la crisis actual, es importante evaluar una reciente declaración del presidente Erdogan. Esta semana, Erdogan anunció que Rusia no haría bien en invadir Ucrania, afirmando que Turquía elegiría ser miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) antes que socio de Rusia.

Informe: la disputa de EE.UU. y la OTAN con Rusia no socava los derechos de Turquía en el Mar Negro

"Espero que Rusia no realice un ataque armado ni ocupe Ucrania. Tal paso no sería un acto sabio para Rusia o la región", expresó Erdogan. "Es necesario un diálogo que escuche a Rusia y elimine las preocupaciones de seguridad razonables".

Este anuncio significa que, a pesar de las buenas relaciones con Rusia, Turquía, como miembro confiado y fiel de la OTAN, optaría por apoyar a Ucrania en caso de invasión.

Para garantizar la estabilidad y la paz en la región, Erdogan ofreció los servicios de su país para mediar entre Rusia y Ucrania. La parte ucraniana acogió con satisfacción esta oferta y dijo que está dispuesta a mantener negociaciones en cualquier formato.

Ucrania acoge con satisfacción la oferta de mediación de Turquía después de que Ankara invitara a los líderes de ambos países a mantener conversaciones. Sin embargo, la posición de Rusia sobre la propuesta de Turquía es menos clara. En primer lugar, las decisiones de Turquía serán observadas con atención en Moscú, ya que Rusia ha estado construyendo una asociación estratégica con Ankara desde 2016. A pesar del acuerdo S-400, Rusia ve ahora que Ucrania utiliza drones fabricados por Turquía que se emplean contra sus proxies en Donbás, y pronto podría ver cómo Turquía apoya las sanciones y operaciones de la OTAN. Por lo tanto, Moscú probablemente se enfrentará a los movimientos de Ankara en un contexto de la OTAN, y su apoyo a Ucrania, desafiando una mayor presencia naval turca en el Mar Negro.

VÍDEO: EE.UU. y Qatar negocian el suministro de gas a la UE en caso de que Rusia invada Ucrania

Por otra parte, si Rusia vuelve a invadir Ucrania, Turquía será la mayor perjudicada por su volumen de comercio con estos dos países. El año pasado, los contratistas turcos recibieron proyectos por valor de 29.300 millones de dólares en el extranjero, de los cuales la mitad correspondió a Ucrania y Rusia. El 30% de los turistas que visitan Turquía anualmente proceden de estos dos países. Los países más importantes en el suministro de alimentos de Turquía son Rusia y Ucrania, que proporcionan el 40% de las importaciones de Turquía. La guerra afectará negativamente a Turquía en casi todos los sectores, desde el turismo hasta la alimentación. Tomando Ucrania como ejemplo concreto, hay más de 700 empresas turcas en Ucrania. La mano de obra creada por estas empresas asciende a 30.000 personas con un capital de más de 4.500 millones de dólares. Los empresarios turcos se encuentran entre los mayores inversores extranjeros en el país. En 2019, las exportaciones turcas a Ucrania aumentaron un 47%, y el crecimiento continuó a pesar de la pandemia. En 2021, se produjo un aumento del 52%, superando por primera vez los 3.200 millones de dólares. Además, Turquía ha invertido más de 600 millones de dólares en la energía renovable de Ucrania. Por lo tanto, los dos países están conectados por un vínculo inseparable en materia de inversión y comercio.

Turquía debe andar con cuidado mientras camina por la cuerda floja entre Rusia y Ucrania. Hay un viejo refrán que dice que si dos personas van a caballo, una debe ir detrás. Esta crisis entre Rusia y Ucrania supone un gran reto y una prueba para el equilibrio de Turquía a nivel internacional. Si Turquía tiene éxito en sus esfuerzos de mediación entre Ucrania y Rusia, no sólo impulsará su relación política con Occidente y Rusia, sino que también reducirá los arriesgados desafíos a los que se enfrenta en la escena internacional.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEuropa y RusiaOriente MedioRegiónReportajes y AnálisisRusiaTurquíaUcrania

Elif Selin Calik es periodista e investigadora independiente. Es colaboradora habitual de publicaciones en TRT World, Daily Sabah, Rising Powers in Global Governance y Hurriyet Daily News. Fue una de las fundadoras del Departamento de Noticias a Fondo de la Agencia de Noticias Anadolu y participó en la COP23 de las Naciones Unidas en Bonn como observadora. Tiene una maestría en Estudios Culturales de la Universidad Internacional de Sarajevo y una segunda maestría en Diplomacia Global de la SOAS, Universidad de Londres.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines