Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La AP ve a Palestina a través de la lente de la colaboración y la seguridad de Israel

Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, habla en un video pregrabado durante la Asamblea General de las Naciones Unidas a través de una transmisión en vivo en Nueva York, Estados Unidos, el viernes 24 de septiembre de 2021 [Michael Nagle/Bloomberg vía Getty Images].

La Autoridad Palestina sigue atrayendo publicidad negativa y erosionando su propia posición ante el pueblo palestino. Las recientes reuniones del líder de la AP, Mahmud Abbas, con el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, no cosecharon más que un goteo de concesiones simbólicas para el pueblo palestino. Como siempre, esto se produjo en un contexto de creciente violencia estatal y de los colonos contra ellos. Lo que la AP llamó un avance político no es más que una cortina de humo para el hecho de que Gantz y Abbas reiteraron su compromiso con la coordinación de seguridad con el Estado de ocupación, que es lo que sostiene la posición de la AP y su presidente.

El domingo pasado, el ministro de Asuntos Exteriores israelí, Yair Lapid, se reunió con el ministro de Asuntos Civiles de la AP, Hussein al-Shaikh. "Discutimos varios temas políticos y bilaterales", dijo el Times of Israel. "Subrayé la necesidad de un horizonte político entre las dos partes basado en el derecho internacional".

Dado que el primer ministro israelí, Naftali Bennett, ha descartado cualquier negociación con la AP, y Lapid también ha descartado alterar los acuerdos de coalición del gobierno israelí cuando sustituya a Bennett como primer ministro en 2023, la última reunión es probablemente un paso más para mantener la posición de la AP. En otras palabras, la declaración de Al-Shaikh es una jerga sin fundamento, incluso basada en las propias acciones de la AP que apoyan las violaciones del derecho internacional por parte de Israel. ¿Cuándo ha adoptado la AP una postura y no se ha retractado después, mientras baila al son de los actores políticos que protegen sus instituciones?

La Hasbara de Israel en Sheikh Jarrah: Sobre la roca "terrorista" de Gilad Erdan y la lógica engañosa

El Jerusalem Post citó a un diplomático occidental describiendo a Al-Shaikh como "el tipo de palestino con el que los israelíes y los estadounidenses pueden hacer negocios". Sólo eso debería hacer saltar las alarmas entre la población de la Palestina ocupada. Por el momento, la AP cuenta con el apoyo de Estados Unidos e Israel para que siga existiendo, ya que proporciona beneficios estratégicos para el colonialismo israelí. La reunión de Al-Shaikh con Lapid sugiere una extensión del statu quo para la AP, y posiblemente un papel más prominente para él dentro de la AP, incluso cuando otras facciones palestinas están siendo marginadas aún más.

Con los palestinos extremadamente desilusionados con la corrupción de la AP y su conformidad con Israel -el Estado que ocupa su tierra y los oprime, recordemos-, a Abbas no le queda otra opción que aferrarse al Estado de ocupación y a Estados Unidos. La alternativa de permitir al pueblo una voz política y una elección democrática simplemente no está en la agenda de la AP. Por el contrario, la coordinación en materia de seguridad -también conocida como colaboración- con los ocupantes seguirá siendo una prioridad. A la AP no le interesa que las facciones políticas marginadas tengan una oportunidad de ganarse el apoyo colectivo del pueblo palestino. Hamás, la Yihad Islámica Palestina y el Frente Popular para la Liberación de Palestina han sido los principales objetivos de la represión de la AP contra la disidencia. Esto nos dice aún más sobre la pésima posición de la AP entre los palestinos y cómo sigue sin conseguir el apoyo popular, especialmente después de que sus servicios de seguridad asesinaran al activista palestino Nizar Banat el año pasado.

La reunión de Al-Shaikh con Lapid es una prueba más de la desvinculación de la AP con Palestina. Prepara el escenario para el siguiente paso en el robo de la tierra, que verá a la AP mantener relaciones inútiles con Israel mientras finge embarcarse en iniciativas diplomáticas. La autoridad con sede en Ramallah debería emitir una declaración en la que deje claro que, bajo el disfraz de la diplomacia de los dos Estados y el derecho internacional, ahora ve la cuestión palestina a través de la lente de la colaboración con Israel, y define la Palestina ocupada como un proyecto de coordinación de la seguridad para mantener la ocupación a salvo y a sí misma en el poder.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y AnálisisSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines