Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Ennahda de Túnez participará en las protestas de hoy

Personas se reúnen para una sentada de protesta contra las "decisiones extraordinarias" del presidente tunecino Kais Saied en Túnez, el 17 de diciembre de 2021. [Yassine Gaidi - Agencia Anadolu].

El movimiento tunecino Ennahda no acatará la prohibición gubernamental de las concentraciones y se sumará a las protestas del viernes contra las medidas excepcionales adoptadas por el presidente Kais Saied en julio.

El miembro del Buró Ejecutivo del grupo, Mohamed Goumani, dijo que "la decisión de prohibir" la protesta del viernes estaba "politizada, pretende asediar la protesta". Las autoridades han dicho que las medidas para impedir las concentraciones formaban parte de los esfuerzos para detener la propagación del coronavirus.

"A los manifestantes se les permitió salir el 25 de julio, en el punto álgido de la propagación de la pandemia de COVID-19, pero hoy las protestas están prohibidas", añadió:

Los partidos de la oposición prometieron seguir adelante con las manifestaciones el viernes, desafiando la decisión del gobierno de prohibir las concentraciones. Dicen que las nuevas medidas se han puesto en marcha por razones políticas.

Ayer el gobierno aprobó un toque de queda nocturno y canceló o pospuso todas las manifestaciones en interiores y exteriores a partir de hoy por un periodo renovable de dos semanas, para hacer frente al brote de la pandemia. Los grupos de la oposición han dicho que se trata de un intento de evitar grandes protestas contra las medidas de Saied.

LEER: El déficit comercial de Túnez aumenta un 27% hasta los 5.800 millones de dólares en 2021

Túnez impuso un toque de queda durante la primera oleada de la pandemia en 2020, y de nuevo durante la mayor parte del año pasado, pero lo levantó en septiembre, tras un descenso en el número de infecciones.

Saied ha tenido un poder casi total desde el 25 de julio, cuando destituyó al primer ministro, suspendió el parlamento y asumió la autoridad ejecutiva alegando una emergencia nacional.

El 29 de septiembre nombró un primer ministro y desde entonces se ha formado un gobierno. El mes pasado, Saied anunció que el 25 de julio se celebraría un referéndum para estudiar "reformas constitucionales" y que las elecciones se celebrarían en diciembre de 2022.

La mayoría de los partidos políticos del país tacharon la medida de "golpe contra la Constitución" y los logros de la revolución de 2011. Los críticos afirman que las decisiones de Saied han reforzado los poderes de la presidencia en detrimento del parlamento y el gobierno, y que pretende transformar el gobierno del país en un sistema presidencialista.

En más de una ocasión, Saied, que inició un mandato presidencial de cinco años en 2019, dijo que sus decisiones excepcionales no son un golpe de Estado, sino medidas en el marco de la Constitución para proteger al Estado de un "peligro inminente".

Categorías
ÁfricaNoticiasSmall SlidesTúnez

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines