Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un empleador agrede a su trabajadora migrante en el Líbano encendiendo el debate sobre el sistema de kafala

Un vídeo que muestra a un libanés agrediendo a un trabajador extranjero en una ciudad de Líbano se ha hecho viral en las redes sociales.

Un vídeo que muestra a un libanés agrediendo a una trabajadora extranjera en una ciudad de Líbano se ha hecho viral en las redes sociales, aumentando la preocupación por la falta de derechos de los trabajadores extranjeros en el país e impulsando a los activistas a redoblar su oposición al infame sistema de kafala.

En el vídeo se puede ver al hombre, que es el empleador, arrastrando a la mujer por el pelo hasta la carretera y golpeándola mientras grita. El incidente tuvo lugar en la ciudad de Jouret el-Ballout, una localidad predominantemente cristiana del centro de Líbano.

Tras la difusión de las imágenes, el hombre fue detenido por orden judicial y actualmente se está investigando el caso, en el que, al parecer, se está escuchando y considerando el testimonio de la trabajadora extranjera.

El alcalde de Jouret el-Ballout, Issam Boujaoude, publicó entonces un comunicado en su cuenta de Facebook en el que afirmaba que la mujer llegó a la casa de su empleador antes de intentar escapar esa misma noche. Posteriormente fue capturada y detenida, y luego enviada de vuelta a la oficina de empleo en la que estaba inscrita, mientras que al hombre se le devolvió el dinero.

Boujaoude insistió en que hay que preservar la reputación de su ciudad y que cualquier intento de perjudicarla es simplemente "para ganar opiniones". Añadió que "sólo nos interesa esclarecer los hechos sin abordar las leyes laborales y el sistema de kafala, y la realidad del empleado libanés se ha vuelto mucho peor que la del trabajador extranjero".

La declaración del alcalde dio lugar a una oleada de críticas contra él, y muchos se burlaron de él por no cuestionar el sistema de kafala y por afirmar que los trabajadores extranjeros en el país son más privilegiados que los libaneses en la actual y continua crisis económica. Tras las reacciones, retiró su mensaje.

LEER: El Líbano celebrará elecciones parlamentarias el 15 de mayo

El incidente ha reavivado el debate en torno al sistema de kafala, que grupos de derechos humanos y activistas condenan como un sistema abusivo que no protege adecuadamente los derechos de los trabajadores migrantes.

Según este sistema, el trabajador es patrocinado por su empleador y está bajo su autoridad, sin tener acceso a su propio pasaporte, libertad de movimiento y derecho a salir del país. El sistema, unido a la falta general de protección legal, suele dar lugar a abusos y explotación de los trabajadores por parte de los empleadores.

En septiembre de 2020, el gobierno provisional de Líbano había anunciado planes para sustituir el sistema de kafala por un nuevo conjunto de leyes laborales estándar para los trabajadores extranjeros que habrían protegido sus derechos. Sin embargo, un mes después, un tribunal libanés suspendió esos planes después de que la federación de agencias de contratación recurriera el cambio.

En un informe publicado por Human Rights Watch (HRW) esta semana, se citaba como una de las principales razones por las que no se ha abolido el sistema "el hecho de que es un negocio lucrativo para muchos de los implicados: un estudio reveló que el sistema de kafala genera más de 100 millones de dólares estadounidenses al año. Las agencias de contratación... el trabajo forzado y el tráfico de personas generan 57,5 millones de dólares al año en ingresos".

El informe afirmaba que el sistema y la falta de derechos de los trabajadores extranjeros "violan los tratados de derechos humanos y los convenios laborales que ha firmado Líbano, incluidos los de abolición del trabajo forzoso. También violan el principio de no discriminación y el derecho a unas condiciones de trabajo justas y favorables".

 

Categorías
LíbanoNoticiasOriente MedioSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines