Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La comunidad ortodoxa de Estambul celebra la Epifanía con inmersiones gélidas

Un hombre coge un crucifijo de madera y se lo da al obispo metropolitano griego ortodoxo de Kadikoy, Emmanuel Adamakis (R), durante una ceremonia de "lanzamiento de cruces" como parte de las celebraciones del bautismo y nacimiento de Jesucristo (Epifanía) para bendecir el agua en el distrito de Uskudar del barrio de Kuzguncuk en Estambul, Turquía, el 06 de enero de 2022. [Serhat Çağdaş - Agencia Anadolu]

Sumergiéndose en las aguas heladas del Cuerno de Oro de Estambul, los cristianos ortodoxos conmemoraron el jueves el aniversario del nacimiento y bautismo de Jesús de Nazaret, el hombre al que conocen como el Mesías, informa la Agencia de Noticias Anadolu.

La conmemoración de la Epifanía comenzó con una ceremonia celebrada por el Patriarcado Ortodoxo Griego de Fener en la metrópoli turca, seguida por nadadores que se zambulleron en el agua para recuperar una cruz simbólica.

El propio Patriarca Bartolomé dirigió la ceremonia matutina celebrada en la catedral de San Jorge, también conocida como iglesia de Aya Yorgi, mientras los participantes entonaban oraciones y encendían velas para el ritual.

El día de la Epifanía marca el inicio de las celebraciones navideñas ortodoxas, más tarde que el 25 de diciembre -la fecha para muchos otros cristianos- debido a los diferentes calendarios tradicionales. Es una de las fiestas más importantes de la Iglesia Ortodoxa, que conmemora el bautismo de Jesús en el río Jordán.

LEER: Más de 70 objetos históricos incautados en Turquía

El ritual duró cuatro horas, y luego los participantes se dirigieron a la playa del Cuerno de Oro, una parte del Bósforo, donde el Patriarca Bartolomé lanzó una cruz al mar y 10 nadadores se zambulleron para recuperarla. Galip Yavuz fue el afortunado que recuperó la cruz este año.

"Estoy muy contento y os deseo un año lleno de compañerismo y amor a todos", dijo Yavuz, añadiendo que ha participado en el ritual durante los últimos cinco años. El popular acto conocido como la bendición de las aguas fue observado por un grupo de espectadores.

Durante el ritual se mantuvieron las medidas de COVID-19 en la Iglesia y el Cuerno de Oro. Las unidades de la policía marítima en barcos también tomaron medidas de seguridad a lo largo del mar mientras los nadadores se zambullían en busca de la cruz.

También se celebraron otros rituales de buceo en otros distritos de la famosa ciudad turca, como Kuzguncuk, Buyukada y Yesilkoy.

Turquía, una tierra que abarca muchas confesiones, tiene una población cristiana muy arraigada, especialmente en ciudades tan grandes como Estambul.

Categorías
NoticiasOriente MedioSmall SlidesTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines