Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Jon Snow, la leyenda, te echaremos de menos

Jon Snow ex presentador de noticias de Channel Four el 24 de mayo de 2012 en Manchester, Inglaterra [Michael Steele/Getty Images].

"Agradezco a todos los que confiaron en mí para escribir, publicar y cubrir sus historias en todo el mundo". "A los que me ven desde casa y frente a sus pantallas, ha sido un placer llevarles las noticias a diario".

Con estas emotivas palabras, el destacado periodista y presentador de televisión británico Jon Snow puso fin a su último episodio en Channel 4, tras una carrera de más de 32 años.

Snow nació el 28 de septiembre de 1947 y asistió a la escuela de Ardingly, donde su padre trabajaba como director de la misma. Recibió una beca coral de la catedral de Winchester y, a los dieciocho años, pasó un año como voluntario enseñando en Uganda.

Fue expulsado de sus estudios de Derecho en la Universidad de Liverpool por su participación en una protesta estudiantil contra el apartheid en 1970. Snow considera este episodio "el punto de inflexión absoluto en su vida".

Editor israelí: "El producto del sionismo es el apartheid, simple y llanamente"

En 1973, Jon Snow se incorporó a la LBC, antes de dejarla para unirse a la ITN, donde trabajó durante ocho años antes de convertirse en editor diplomático en Washington en 1984. En 1989, Snow dio el primer paso hacia el puesto más importante de su vida cuando regresó a Londres para convertirse en el presentador jefe de Channel 4 News, función que desempeñaría durante 32 años.

Jon Snow, famoso por los extraños colores de sus corbatas, dio un nuevo color a la presentación de programas de televisión y a la cobertura de noticias sobre el terreno. Su tacto, su gran capacidad para contar historias a partir de sus fuentes y su notable fuerza para enfrentarse a los invitados, fuera cual fuera su posición o cargo oficial, le valieron el respeto y la admiración generalizados. Su notable humanidad al cubrir tragedias y guerras será siempre recordada.

"Era un ser humano extraordinario. Estuvo presente en los momentos más maravillosos de la historia. Todo el mundo le quería, tanto el público como los políticos que no estaban de acuerdo con él o se enfadaban con él en algún momento. Todo el mundo le quería porque aportaba empatía y humanidad a sus reportajes allá donde iba".

Así le describió Krishnan Guru Murthy, miembro del equipo de reporteros de Channel 4, y no era una exageración de la verdad. Jon Snow tuvo destacadas coberturas informativas principalmente humanistas; las más destacadas fueron la caída del Muro de Berlín, la liberación de Nelson Mandela y el terremoto de Haití, y quizás la más destacada de ellas fue su cobertura de la agresión israelí a la Franja de Gaza en 2014.

"Tanteo el lugar a través de este denso laberinto de salas de niños en el segundo y tercer piso del increíble Hospital Shifa de Gaza. Este es el lugar donde nacen los santos y donde mueren los ángeles. Los santos aquí en Gaza son los médicos que vinieron de todo el mundo para ocuparse de las consecuencias de la sangrienta guerra, mientras que los ángeles son los niños inocentes tan aplastados por la batalla que les resulta demasiado difícil sobrevivir".

Estas palabras formaban parte de un inusual reportaje emitido por Jon Snow en su programa del Canal 4 durante la guerra de Gaza. El reportaje fue uno de los varios reportajes sobre la guerra israelí contra los palestinos en la Franja de Gaza en 2014. El factor común de todos estos reportajes es el compromiso de Snow con los más altos estándares de profesionalidad de los medios de comunicación en su cobertura, al tiempo que añadía una mirada humana que nunca faltó en la cobertura de noticias y tragedias como esta.

Ser famoso es difícil. Ser famoso, exitoso y una leyenda en tu campo, donde todo el mundo desea llegar a ser como tú y alcanzar lo que tú has alcanzado, y luego mantener tu humildad con los que te rodean y el cuidado del equipo de trabajo y de tus colegas es realmente notable. Este es un logro que sólo alguien como Jon Snow puede alcanzar.

Israel-Palestina: ¿Qué tipo de conflicto es éste?

"Jon Snow es la estrella que hace que todos los que le rodean se sientan como la mejor y más importante persona de la sala. Realmente nos inspira", dijo Minnie Stephenson, reportera de Channel 4, en un tuit en su cuenta de Twitter.

Y esto es precisamente lo que hizo Jon Snow durante su último episodio. El hombre agradeció a todos sus compañeros del equipo de trabajo y dijo: "Sin vosotros, no habría llegado donde estoy. Este es vuestro éxito y todo es gracias a vosotros".

La verdad es que, a nivel personal, aprendí de Jon Snow y seguiré aprendiendo mucho de él, y si se puede decir que hay una escuela en el periodismo de la que se aprende, se estudian sus métodos y se transmite a las nuevas generaciones de periodistas; esa escuela se llama Jon Snow.

Te echaremos mucho de menos John.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEuropa y RusiaOriente MedioRegiónReino UnidoSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines