Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El pueblo palestino debe ser dueño de su lucha, alejado de los políticos

El jefe del partido derechista israelí Yamina, Naftali Bennett, conversa con Mansour Abbas, jefe del partido conservador islámico Raam, durante una sesión especial para votar un nuevo gobierno en la Knesset en Jerusalén, el 13 de junio de 2021 [EMMANUEL DUNAND/AFP vía Getty Images].

A veces, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) encuentra buenas razones para emitir duras críticas. Los recientes comentarios del miembro de la Knesset Mansour Abbas, que forma parte del gobierno de coalición del primer ministro israelí Naftali Bennett, han despertado la ira de los funcionarios palestinos. Abbas no es ajeno a la retórica colonial desde que asumió su nuevo cargo. Mientras los palestinos de Gaza rumiaban los daños causados por los bombardeos israelíes en mayo, Abbas no condenó abiertamente la agresión. "Si tengo la oportunidad de hacer avanzar la paz, lo haré", dijo, vagamente.

Tal vez esta declaración deba leerse en el contexto de su reciente y escandalosa retórica sionista. "El Estado de Israel nació como un Estado judío. Es la decisión del pueblo y la cuestión no es la identidad del Estado. Nació así y seguirá siéndolo".

El comité ejecutivo de la OLP replicó: "Estas declaraciones no expresan la opinión de nuestro pueblo palestino, esté donde esté, sobre la racista Ley de Nacionalidad y el judaísmo del Estado, que contradice completamente nuestro derecho a la autodeterminación, resta derechos a nuestro pueblo dentro de las tierras de 1948 y constituye una amenaza directa para él, al tiempo que refuerza la política sionista de racismo al tratar con él y con sus derechos en su patria".

Desgraciadamente, aunque la declaración de la OLP da en el clavo, su diplomacia ha puesto en peligro la lucha anticolonial palestina de formas que hacen difícil señalar la declaración de Mansour Abbas como la única posición perjudicial de los políticos palestinos.

La declaración de independencia de Yasser Arafat reconoció a Israel; éste es un ejemplo de cómo la diplomacia frustró la posición de principio de la liberación. Los Acuerdos de Oslo desvirtuaron aún más la lucha anticolonial del pueblo palestino al marginar cuestiones fundamentales como el derecho al retorno de los refugiados palestinos. Por no mencionar que el proyecto colonial de Israel ha contado con la protección suprema de la ONU desde su creación, y ninguna resolución o política ha contrarrestado la violencia histórica infligida a los palestinos.

LEER: Seamos sinceros, el Israel sionista está construido sobre un tejido de mentiras

La situación es ahora que dentro de Israel, un político cuya afinidad debería ser hacia Palestina está abogando abiertamente para que los palestinos acepten no sólo el colonialismo sino el apartheid. Mientras tanto, en los territorios palestinos ocupados, el pragmatismo se ha traducido en una aquiescencia tácita a la colonización sionista. La Autoridad Palestina se ha vendido al sionismo desde hace mucho tiempo: la AP no tendría sentido si no fuera para cumplir la oferta de complicidad de Israel y la comunidad internacional. Las facciones palestinas, por su parte, están marginadas hasta el punto de que la ideología tiene más protagonismo que la acción. En Gaza, Hamás ha tenido que lidiar con diferentes identidades desde que entró en la esfera política y su aceptación del paradigma de los dos Estados contrasta con su retórica de liberación.

Mansour Abbas tiene el potencial de hacer mucho daño a los palestinos desde dentro de Israel. La AP, en cambio, ha demostrado que prefiere aferrarse al poder. Entonces, ¿dónde, en toda esta cacofonía que sólo sirve a Israel, pueden los palestinos encontrar una declaración que tenga principios? Como bien dijo la OLP, la declaración no expresa el sentimiento del pueblo palestino, pero ¿qué pasa con los políticos que juegan con la vida de los palestinos?

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y AnálisisSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines