Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El lado oscuro de los mercenarios rusos que operan en Oriente Medio

Soldados de la empresa mercantil rusa "Grupo Wagner" [foto de archivo]

El "lado oscuro" de la tristemente célebre empresa militar privada rusa conocida como el Grupo Wagner, ha quedado al descubierto en un informe de la revista New Lines.

La publicación, con sede en Washington, ha dado a conocer los detalles de las operaciones militares del Grupo Wagner; su proceso de reclutamiento; el número y los perfiles de los mercenarios empleados por el grupo, incluyendo las cifras de muertos y sus brutales tácticas.

Creado por el servicio de seguridad ucraniano, SBU, el Grupo Wagner emplearía hasta 4.184 mercenarios. Aunque sus operaciones en Siria y Libia son ampliamente conocidas, los mercenarios de Wagner han luchado del lado de los separatistas en el este de Ucrania, se han desplegado en Sudán, inicialmente en apoyo del dictador derrocado Omar Al-Bashir, y en Mozambique, donde montaron una ofensiva desastrosa y rápidamente abandonada contra los insurgentes islamistas.

Los mercenarios reclutados por Wagner proceden de 15 países diferentes. Entre los 4.184 individuos que figuran en la base de datos de New Lines sobre combatientes de Wagner, la mayoría, 2.708, proceden de Rusia, 222 de Ucrania, 17 de Bielorrusia, 11 de Kazajstán, nueve de Moldavia, ocho de Serbia, cuatro de Armenia, cuatro de Uzbekistán, tres de Bosnia y Herzegovina, dos de Kirguistán, dos de Tayikistán, dos de Siria, dos de Turkmenistán y uno de Georgia. Se desconoce la nacionalidad de 1.188 personas.

LEER: Rusia bloquea la misión de la ONU en Libia

De los 372 muertos confirmados, se sabe que 75 murieron entre 2014 y 2016, 186 en 2017 y 86 en 2018. En los últimos dos años, 23 combatientes han muerto en el campo de batalla o en otras circunstancias inciertas. El país con mayor número de víctimas mortales es Siria, con 315 fallecidos allí; 35 murieron en el este de Ucrania y uno cerca de Kiev; ocho en Libia y uno en San Petersburgo.

De los 315 que perecieron en Siria, 81 murieron durante los ataques de las fuerzas respaldadas por Estados Unidos.

New Lines, que emprendió un viaje a Ucrania para tratar de entender el camino que lleva a convertirse en mercenario, ha desvelado un perfil inquietante de los combatientes y el dolor de las familias que han perdido a sus seres queridos luchando para Wagner Group. A menudo las familias se han quedado sin saber cómo y dónde perecieron sus hijos o maridos.

Los combatientes proceden de "un entorno social inestable", dice el informe citando a un funcionario del Servicio de Seguridad e Inteligencia de Moldavia (SIS). "No tienen trabajos estables, ni ingresos estables. La base materialista es muy importante para estas personas". Todos ellos son hombres, y se dice que la mayoría carece de algo más que una escasa educación; los rangos de edad varían entre los 18 y los 50 años, pero la mayoría de los combatientes tienen entre 25 y 30 años.

Proceden de vidas familiares inestables en las que a menudo faltan modelos de conducta estables o fiables. Prefieren el aislamiento a la compañía y tienden a no confiar en otras personas. Les resulta difícil crear o mantener amistades o formar familias. Un elemento unificador es la falta de empatía y su incapacidad para controlar sus emociones.

Un ejemplo del trato brutal que dan a sus víctimas fue capturado en 2017, cuando cuatro mercenarios de Wagner golpearon con un mazo a Muhammad Taha Ismail Al Abdullah, más conocido como Hamadi Bouta, un desertor del ejército sirio, le cortaron las manos y la cabeza con una pala y prendieron fuego a su cadáver. Un quinto hombre, con la cara cubierta por un keffiyeh, parece haber actuado como camarógrafo.

LEER: La UE impone sanciones al Grupo Wagner de mercenarios

En los portales web rusos de búsqueda de empleo hay varios anuncios de reclutamiento activos que buscan mercenarios. Los salarios comienzan en 150.000 rublos, aproximadamente 2.000 dólares al mes, un salario competitivo para los estándares rusos o ucranianos. Otras pruebas vistas por New Lines sugieren que personas con una sólida experiencia militar pueden ganar fácilmente el doble de esa cantidad, una pequeña fortuna.

Pero las pruebas también sugieren que los candidatos se cuidan de ser engañados; podrían ganar la paga prometida en los primeros meses antes de que sus salarios dejen de llegar o sean menores que antes.

A principios de este mes, la Unión Europea impuso sanciones al Grupo Wagner por las denuncias de abusos de los derechos humanos en zonas de guerra de todo el mundo.

Categorías
LibiaNoticiasOriente MedioRusiaSiriaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines