Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El presidente de Bielorrusia: "es muy posible que nuestros soldados hayan dejado que los refugiados crucen a la UE"

Migrantes irregulares siguen esperando en la frontera entre Polonia y Bielorrusia el 10 de noviembre de 2021 en Bielorrusia [Stringer - Agencia Anadolu].

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, ha admitido que es "absolutamente posible" que sus fuerzas hayan ayudado a los migrantes y refugiados a cruzar a estados vecinos como Polonia, mientras la crisis sigue acumulándose en las fronteras del país.

En los últimos meses, los migrantes y refugiados procedentes de países como Siria e Irak se han ido acumulando en la frontera de Bielorrusia con Polonia y otros estados cercanos, tras ser trasladados a Minsk por un consorcio de contrabandistas y compañías aéreas.

Desde entonces, miles de los migrantes fueron retenidos en la frontera de Bielorrusia con Polonia, en particular, donde las fuerzas bielorrusas, al parecer, los golpearon, los maltrataron y, en ocasiones, los obligaron a cruzar la frontera en duras condiciones climáticas.

En una controvertida entrevista con la BBC la semana pasada, Lukashenko pareció confirmar esos informes sobre sus fuerzas que empujan a los migrantes y refugiados a través de la frontera. "¿Nuestros hombres están ayudando a los migrantes a entrar en territorio polaco? Es perfectamente posible. Creo que es absolutamente posible", admitió.

"Nuestras tropas saben que los migrantes se dirigen a Alemania (...) Tal vez alguien les ayudó. Ni siquiera voy a investigar esto", dijo Lukashenko.

LEER: Polonia afirma que Bielorrusia sigue llevando migrantes a su frontera

Dado que las fuerzas fronterizas polacas también se niegan a acoger a los migrantes, Varsovia acusa a Lukashenko de intentar provocar un enfrentamiento utilizando a los migrantes y refugiados de Oriente Medio y otros lugares para que crucen a los Estados de la Unión Europea (UE), como forma de vengarse de las sanciones occidentales.

El líder autoritario subrayó que "les he dicho que no voy a detener a los migrantes en la frontera, que los voy a retener en la frontera, y que si siguen viniendo a partir de ahora seguiré sin detenerlos, porque no vienen a mi país, van al suyo [la UE]".

Sin embargo, afirmó que "yo no los he invitado a venir. Y para ser sincero, no quiero que pasen por Bielorrusia".

En la entrevista, Lukashenko también se enfrentó a las preguntas sobre su control del poder en Bielorrusia y las pruebas de que la policía y los soldados habían aplastado la disidencia golpeando a los manifestantes a principios de este año. "Vale, vale, lo admito, lo admito", respondió. "La gente fue golpeada... Pero también hubo policías golpeados y usted no lo mostró".

Al ser preguntado por la destrucción de la sociedad civil y de cientos de oenegés en el país, el presidente arremetió contra Occidente diciéndole que "vamos a masacrar a toda la escoria que habéis estado financiando. Os molesta que hayamos destruido todas vuestras estructuras. Vuestras oenegés, sean las que sean, que habéis estado pagando".

Categorías
BielorrusiaNoticiasSmall SlidesUnión Europea

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines