Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El famoso programa de espionaje de la NSO israelí hackeó los teléfonos móviles de los grupos de derechos palestinos

Esta ilustración fotográfica de estudio muestra un smartphone con el portal web del grupo israelí NSO que incluye el programa espía "Pegasus", expuesto en París el 21 de julio de 2021 [JOEL SAGET/AFP vía Getty Images].

El famoso programa espía israelí NSO, recientemente retirado de la venta, se utilizó para atacar los teléfonos de seis grupos palestinos de derechos humanos que fueron declarados polémicamente como organizaciones terroristas por el ministro de Defensa, Benny Gantz, según ha descubierto una investigación de Front Line Defenders (FLD).

FLD, un grupo de derechos humanos con sede en Dublín, investigó 75 iPhones y descubrió que seis dispositivos fueron hackeados con el programa espía Pegasus de NSO Group. Los hallazgos de FLD fueron confirmados de forma independiente con "alta confianza" por expertos técnicos de Citizen Lab y el laboratorio de seguridad de Amnistía Internacional, las principales autoridades mundiales en este tipo de hackeos.

Tres de las seis víctimas que consintieron ser identificadas son Ghassan Halaika: Investigador de campo y defensor de los derechos humanos que trabaja para Al-Haq; el ciudadano estadounidense Ubai Al-Aboudi: Director Ejecutivo del Centro Bisan para la Investigación y el Desarrollo y Salah Hamouri: Abogado e investigador de campo de la Asociación de Apoyo a los Prisioneros y Derechos Humanos Addameer, con sede en Jerusalén.

Hamouri, que es ciudadano de Francia, fue notificado de la decisión del ministro israelí del Interior de revocar su residencia permanente en Jerusalén y deportarlo por su supuesta "ruptura de lealtad al Estado de Israel". Los grupos de derechos humanos citan este tipo de revocación de la residencia, que se utiliza exclusivamente para castigar a los no judíos, como un ejemplo del apartheid que practica Israel.

LEER: EE.UU. incluye a la empresa israelí de software espía NSO Group en la lista negra comercial

Al-Haq se puso en contacto con FLD unos días antes de ser incluido en la lista negra de Israel por el dispositivo de un miembro del personal con sede en Jerusalén y por una posible infección con software espía. Front Line Defenders realizó inmediatamente una investigación técnica y descubrió que el dispositivo había sido infectado en julio de 2020 con un software espía vendido por NSO Group, con sede en Israel.

FLD comenzó a investigar otros dispositivos pertenecientes a miembros de las seis organizaciones de la sociedad civil palestina designadas como terroristas y descubrió que otros cinco dispositivos habían sido hackeados con el mismo software espía.

La FLD hizo un llamamiento a "los Estados, los organismos internacionales, las empresas y las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley para que rechacen de forma clara e inequívoca las acusaciones de terrorismo formuladas contra las organizaciones de derechos humanos palestinas y los defensores de los derechos humanos".

En julio, una investigación mundial llevada a cabo por el Washington Post, The Guardian, Le Monde y otros medios de comunicación informó de que el programa espía Pegasus se ha utilizado para vigilar a defensores de los derechos humanos, periodistas y políticos de todo el mundo.

La investigación descubrió que NSO Group suministraba tecnología a gobiernos extranjeros para atacar maliciosamente a funcionarios, periodistas, empresarios, activistas, académicos y trabajadores de embajadas. A principios de este mes, Estados Unidos incluyó a la empresa israelí en una lista negra comercial por sus actividades deshonestas.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines