Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Grupos de derechos humanos afirman que los grupos de presión saudíes ponen en peligro la investigación de la ONU sobre los crímenes de guerra en Yemen

Imagen de edificios en ruinas tras ser alcanzados por los ataques aéreos saudíes en Yemen [Reuters].

Arabia Saudí ha ejercido una fuerte presión contra una resolución occidental que ampliaría el mandato de los investigadores de la ONU que han documentado posibles crímenes de guerra en Yemen, incluso por parte de la coalición liderada por Riad, según informaron hoy activistas de Reuters.

La misión saudí ante las Naciones Unidas en Ginebra no respondió inmediatamente a una consulta de Reuters sobre las acusaciones. La moción, presentada por países como Holanda y Canadá, se debatirá mañana en una sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Los activistas afirmaron que la votación será reñida y podría depender del número de abstenciones en el foro de 47 Estados miembros.

El Grupo de Expertos Eminentes, creado por el consejo en 2017, ha constatado en repetidas ocasiones que los ataques aéreos y los bombardeos de la coalición, así como los asesinatos perpetrados por el movimiento hutí, alineado con Irán, durante los siete años de conflicto pueden constituir crímenes de guerra.

Afrah Nasser, investigadora de Yemen en el grupo estadounidense Human Rights Watch, dijo en un comunicado: "Arabia Saudí, una de las principales partes del conflicto en Yemen acusada de graves violaciones, incluidos probables crímenes de guerra, junto con sus aliados de la coalición, está llevando a cabo una incansable campaña de presión para disuadir a los Estados en el Consejo de Derechos Humanos de renovar el mandato (de investigación)."

Si el Consejo cede a las presiones saudíes y no prorroga el mandato por dos años, dijo, sería "una mancha en la credibilidad del Consejo y una bofetada a las víctimas".

LEER: La ONU informa que 5 millones de personas están afectadas por la escasez de agua en el norte de Siria

En una declaración conjunta del Instituto de Estudios de Derechos Humanos de El Cairo y el grupo de derechos yemeníes Mwatana se afirma que parece que se está intensificando una campaña de presión saudí a nivel mundial en un intento de disolver el apoyo a la resolución y hundir al grupo de investigadores.

La coalición musulmana suní liderada por Arabia Saudí intervino en Yemen en marzo de 2015 después de que los hutíes expulsaran de la capital, Saná, al gobierno reconocido internacionalmente. Los hutíes también han disparado repetidamente drones y misiles contra ciudades saudíes.

Kamel Jendoubi, jefe del Grupo de Expertos Independientes, dijo en la presentación de su último informe el mes pasado que los ataques aéreos lanzados por la coalición "siguen cobrando un enorme precio a la población civil".

Desde marzo de 2015, dijo Jendoubi, se estima que la coalición ha llevado a cabo más de 23.000 ataques aéreos y que más de 18.000 civiles han resultado muertos o heridos.

Su última investigación abarcó cuatro ataques aéreos de la coalición en los que las bombas cayeron sobre viviendas civiles, granjas remotas y un importante puerto de cereales, dijo, y expresó su preocupación por el incumplimiento de los principios de proporcionalidad y precaución en dichos ataques.

Estancamiento saudí en Yemen - Caricatura [Carlos Latuff/MonitordeOriente].

Categorías
Arabia SauditaHRWNoticiasOriente MedioSmall SlidesUNYemen

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines