Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los laboristas británicos denuncian que la moción antiisraelí no es "exhaustiva" o "equilibrada"

Lisa Nandy, habla en el escenario durante el tercer día de la conferencia anual del Partido Laborista en Brighton, en la costa sur de Inglaterra, el 27 de septiembre de 2021 [JUSTIN TALLIS/AFP vía Getty Images].

La secretaria de Asuntos Exteriores en la sombra del Partido Laborista, Lisa Nandy, afirmó que una moción que pedía sanciones contra Israel porque practica el crimen del apartheid no era "exhaustiva" ni "equilibrada" y que la dirección no la apoyaría.

La moción, votada ayer en la Conferencia del Partido Laborista, pedía sanciones para el Estado de Israel y exigía que dejara de construir asentamientos ilegales, pusiera fin a su ocupación de Cisjordania y al bloqueo de Gaza y revirtiera su anexión de tierras palestinas. Recibió un apoyo abrumador de las secciones locales del Partido Laborista y de los sindicalistas, y fue aprobada en la conferencia anual de los laboristas en Brighton; sin embargo, se consideró desequilibrada e incomprensible y fue rechazada por la dirección.

Nandy, sin embargo, afirmó que la política laborista era condenar el uso inaceptable de la violencia contra los civiles en "todos los bandos".

VIDEO: Los liberales demócratas de Reino Unido votan a favor de permitir que los palestinos viajen sin visado

"Sólo puede haber una paz duradera a través de un Israel seguro y protegido que exista junto a un Estado palestino soberano y viable. Por lo tanto, no podemos apoyar esta moción. No aborda las cuestiones del conflicto palestino-israelí de forma global o equilibrada".

Sin embargo, a pesar de declarar el rechazo de la dirección a esta moción, dijo: "No habrá una paz justa y duradera hasta que se ponga fin a la ocupación de forma permanente, y tanto palestinos como israelíes disfruten de seguridad, dignidad y derechos humanos. Condenamos todas las acciones que dificultan ese objetivo".

El presidente de Labour Friends of Israel, Steve McCabe, declaró en Twitter que "todavía hay demasiados en el partido que siguen malsanamente obsesionados con Israel". Añadiendo que "esta moción es completamente inaceptable, groseramente inexacta y moralmente repugnante... y propaga el desprestigio del apartheid" contra Israel.

Esto se produce después del intento fallido del líder laborista Sir Keir Starmer de reescribir las reglas para elegir al líder del partido, lo que eliminaría el actual "un miembro un voto", y lo devolvería al anterior sistema de "colegio electoral", que haría que el pequeño número de diputados laboristas disfrutara de un tercio de los votos en comparación con los miles de miembros laicos, que también recibirían sólo un tercio de los votos.

Esto fue visto como un intento de "mantener a la izquierda fuera" y evitar que los diputados considerados "radicales", como el ex líder laborista Jeremy Corbyn, ganen el liderazgo.

Lea el texto completo de la moción de la Conferencia Laborista sobre Israel:

La Conferencia condena la Nakba en curso en Palestina, la violencia militarizada de Israel que ataca la mezquita de Al Aqsa, los desplazamientos forzados de Sheikh Jarrah y el ataque mortal a Gaza.

Junto con la anexión de facto de tierras palestinas mediante la construcción acelerada de asentamientos y las declaraciones de la intención de Israel de proceder a la anexión, es cada vez más claro que Israel está decidido a eliminar cualquier perspectiva de autodeterminación palestina.

La Conferencia toma nota de la moción del Congreso del TUC 2020, que describe la construcción de asentamientos y la anexión como "otro paso importante" hacia el crimen del apartheid de la ONU, y pide al movimiento sindical europeo e internacional que se una a la campaña internacional para detener la anexión y acabar con el apartheid.

La Conferencia también toma nota de los inequívocos 2021 informes de B'Tselem y Human Rights Watch que concluyen que Israel está practicando el crimen de apartheid tal y como lo define la ONU.

La Conferencia acoge con satisfacción la decisión de la Corte Penal Internacional de llevar a cabo una investigación sobre los abusos cometidos en el territorio palestino ocupado desde 2014.

La Conferencia resuelve que es necesario actuar ahora debido a las continuas acciones ilegales de Israel y que los laboristas deben adherirse a una política ética sobre todo el comercio del Reino Unido con Israel, incluyendo la detención de cualquier comercio de armas utilizado para violar los derechos humanos de los palestinos y el comercio con los asentamientos ilegales israelíes.

La Conferencia resuelve apoyar "medidas efectivas", incluyendo sanciones, tal y como pide la sociedad civil palestina, contra las acciones del gobierno israelí que son ilegales según el derecho internacional; en particular, para garantizar que Israel detenga la construcción de asentamientos, revierta cualquier anexión, ponga fin a la ocupación de Cisjordania, al bloqueo de Gaza, derribe el Muro y respete el derecho del pueblo palestino, tal y como está consagrado en el derecho internacional, a regresar a sus hogares.

La Conferencia resuelve renovar el compromiso de reconocer el Estado de Palestina inmediatamente después de ser elegido para el gobierno.

La Conferencia resuelve que el Partido Laborista debe situarse en el lado correcto de la historia y acatar estas resoluciones en su política, comunicaciones y estrategia política.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaReino UnidoSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines